La musica en historias: Angels & Vampires #MesSanandaMaitreya

 





Iniciamos el mes de Agosto y no cambiamos de artista, ¿O quizás sí?... después de recorrer en julio la discografía de Terence Trent D´Arby, es el momento de evolucionar e ir un paso más allá, desafiar los límites de nuestro interés y detenernos en cuatro estaciones en la discografía de Sananda Maitreya…. El mismo genio que el mes anterior que con dos cambios radicales, el primero lógicamente el nombre… mismo artista distinta forma de conocerle, el segundo y básicamente por lo que hemos decidido iniciar este recorrido, la música…… y la libertad creativa que supuso romper con su pasado e iniciar su nuevo camino.

Iniciamos con su primer álbum titulado Angels & Vampires, y empezamos fuerte, de primeras nos damos de bruces con 40 canciones, si bien editado el cd físicamente contenía 20, teníamos otras 20 solo accesibles desde Interne para regalo de nuestro oído, así a lo bruto y sin ningún filtro, el poderío creativo de Sananda era de sobre sabido, que su discográfica no estaba muy contento con lo que presentaba, también, así que de primeras decide desnudarse por completo y en un ejercicio de sinceridad nos entrega muchas de aquellas canciones que le habían rechazado y otras nuevas creadas para la ocasión. Sin duda y a menudo que avanza el álbum, el oyente podrá encontrar muchos estilos y sobre todo temas que te dejan totalmente indiferentes, pero también muchos otros que te dejan clavado en la silla preguntándote como podían haber encadenado a tal bestia creativa.


Lo cierto es que además de su faceta creativa Sananda Maitreya es un cantante maravilloso y bastante peculiar con los títulos de sus canciones, Angels & Vampires no se siente como un álbum oscuro ni un álbum con tintes de religiosos. Es un disco alegre con poca guitarra, mucho piano y bajo. Maitreya nos regala un álbum con mucho material para escuchar. Es difícil elegir una canción favorita de todas estas canciones, cada una tiene su encanto, me voy a detener en varias de las 20 primeras que salieron editadas, sin duda la que más me ha hecho disfrutar ha sido We are the living, donde podemos encontrar algunos ramalazos del gran Terence Trent D´Arby pero sin duda alguna con el sello de Sananda, me gustaría destacar un estribillo que te deja extasiado, pero no solo es el estribillo, detenerse en los coros mientras los instrumentos se dispersan a su alrededor y como no, en esa guitarra que en el minuto 2:45 de la canción toma un protagonismo de oro. I´m your Daddy es otra de las grandes, tiene momentos brillantes pero quizás tanta pausa desarbola un poco el tema…¿o es que realmente estaba jugando a eso?. Dolphin es puro soul, y de nuevo encontramos cambios de ritmo que adornan la canción y la eleva de nivel. Destaco también Take a Time, son dos minutos muy bien aprovechados convirtiéndola en otra de las joyas de la corona, o la indescriptible Share Your Paints, donde esa guitarra que ya hemos conocido coge protagonismo a partir del minuto y cincuenta segundos y la eleva por encima de lo esperado.

Comentarios