0187.- Venecia sin ti - Charles Aznavour

 


Estáis dispuestos a sentir la tristeza, la melancolía, incluso el dolor, solo tenéis que empezar a escuchar los primeros acordes de este tema, la música arranca por una sección de cuerdas in crescendo y el piano reparte sus notas tristes convirtiéndose en el preludio de una voz perfecta que se abre paso por la música y la entrada de la orquesta… y quien es el protagonista de esa voz, alguien que sin duda nos ha acompañado en muchos momentos, Charles Aznavour, nacido como Shahnourh Varinag Aznavourián Baghdasarian, nace en París en 1924 dentro de una familia de refugiados que habían escapado del genocidio armenio, desde muy pequeño tenía una gran predilección por las artes escénicas, y el canto iba a ser su futuro, ya con 11 años debuta en los teatros hasta que en 1941 y tras un encuentro fortuito conoce a Pierre Roche con el que compondrá alguno de sus mejores temas y formará un dúo, no les iban demasiado bien las cosas en el escenario, y tienen la fortuna seis años más tarde de su andadura de ser teloneros de la gran Edith Piaf, aun así su carrera estaba totalmente estancada, no les espera un futuro muy halagüeño y la desesperación empieza a reinar en el dúo hasta el punto que su compañero decide dejarlo todo y partir a Canadá en busca de un nuevo futuro, Charles decide pelear por su sueño, y en 1955 cambia todo cuando su Sur Ma Vie se convierte en todo un éxito dándole la oportunidad de componer para las grandes divas del momento

 

Hoy no detenemos en Venecia, en una Venecia sin ti, y en una de las más bellas canciones de amor, Aznavour hizo del amor una forma de vida y estaba dispuesto a cantarle de todas las manera posibles, haciendo hincapié en las más dolorosas, quizás porque lo tenemos idealizado, porque detrás de cada amor fracasado hay una historia de dolor y soledad y el Armenio estaba dispuesto a explotar ese filón, esta canción es la demostración, basta detenerse un poco en su letra y a tus oídos llega la tristeza de un amor que muere en Venecia, aún queda tiempo para recordar los buenos momentos, describir ese escenario donde lo disfrutas, pero toda la belleza del lugar no puede compensar el dolor por una relación rota, ya no hay sitio ni para las lágrimas en unos ojos decepcionados. Venecia es patrimonio del mundo, tal y como lo fue Aznavour, por esa razón esta canción ha sido cantada en distintos idiomas (inglés, francés, español y por supuesto Italiano) podemos buscar la canción en cada uno de los idiomas y en todos encontraremos un nexo común, la temblorosa y la melancolía voz de Aznavour clamando por el amor que pudo haber sido, de hecho, que fue, pero que en la actualidad solo queda un amargo recuerdo que pasea en una góndola en Venecia.

Comentarios