La música en el cine: I Disappear (Metallica) - Misión Imposible 2

 

I Disappear, Metallica


     En el año 2000 se estrena la segunda parte de la saga de películas Misión Imposible, dirigida por John Woo y protagonizada por Tom Cruise, Dougray Scott, Thandie Newton, Ving Rhames, Richard Roxbourgh, John Polson, Brendan Gleeson, Rede Serbedzija y Anthony Hopkins. La película, a pesar de obtener una buena aceptación por parte de la crítica y de obtener gran reconocimiento para el director, no la obtuvo por parte un público que se mostró bastante decepcionado con el resultado.

La trama de la misma se desenvuelve en torno al personaje de Ethan Hunt, interpretado por Tom Cruise, quien esta vez tiene que luchar por hacerse con el control de un virus llamado Quimera, y de su cura, Bellorphon, que han caído en manos de los malos de la película.

Incluido en la banda sonara de la película se encuentra el tema I Disappear, escrito y grabado por Metallica. El tema fue publicado incluido en el disco de la BSO de la película Misión imposible 2 el 9 de mayo de 2000, y lanzado como sencillo el 2 de junio de 2000, ambos por el sello discográfico Hollywood. El tema fue escrito por James Hetfield y Lars Ulrich, y producido por el ingeniero de sonido y productor canadiense Bob Rock

En cuanto a la temática de la canción, le iba como anillo al dedo a la película, pues trata de un hombre que desaparece sin dejar rastro antes de que podamos conocerlo. La canción había sido escrita un tiempo antes por Hetfield y Ulrich, pues la intención de la banda era publicarla con sus álbumes Load (1996) o Reload (1997), y además fue una de las últimas canciones que fueron grabadas por el bajista Jason Newsted antes de abandonar Metallica

Este tema fue además el que supuso el comienzo del final para la poderosa compañía de distribución de archivos de música en formato MP3 Napster. La compañía lanzó en línea una versión de demostración pirateada de I disappear sin la aprobación de Metallica, lo que causó la ira de la banda que presentó el 13 de abril de 2000 una demanda contra la la compañía por extorsión y violación de los derechos de autor. Metallica ganó el juicio y Napster se vió obligada a prohibir el tema a más de 300.000 usuarios y a pagar por los consiguientes daños y perjuicios a a la banda. Varios artistas siguieron el ejemplo de grupo y demandaron a Napster, lo que acabó provocando que la compañía se declarara en quiebra y cerrara por completo.

Comentarios