Un país, un artista: México - Carlos Santana

Carlos Santana



     En 1947 nace en Autlán de Navarro, Jalisco (México) Carlos Humberto Santana Barragán, más conocido como Carlos Santana. Carlos, que ya desde pequeño toca el violín, se empieza a interesar por la guitarra con 8 años, los mismos que tiene cuando en 1955 se muda con su familia a Tijuana, Baja California. Es en Tijuana donde bajo la tutela del guitarrista y precursor del rock en México Javier Bátiz, se dedica a estudiar guitarra y a emular a artistas como BB King, T-Bone Walker y John Lee Hooker. Después de estar fogueándose en multitud de localesde Tijuana, en 1961 decide seguir los pasos de su familia que ya se ha mudado a San Francisco, California (Estados Unidos), donde empieza a estudiar inglés y a sumergirse en el ambiente cultural y musical de la ciudad. Por aquél entonces la actividad cultural y musical en en el área de la Bahía de San Francisco, cuna del movimiento hippie, es frenética. En 1965 Carlos recibe la nacionalidad estadunidense.

     Nos encontramos en 1966, y Carlos decide dejar su empleo de lavaplatos para dedicarse por entero y perseguir su sueño, la música. Carlos era asíduo del mítico club Filmore East, y allí, con su sonido y su estilo tan personal consiguió llamar la atención del mismísimo dueño del local, Bill Graham, que quedó prendando la primera vez que lo escuchó en directo.  Animado por este hecho, Carlos Santana decide formar su primera banda, que tras más de cincuenta años en activo, sigue dando caña a día de hoy. La primera formación, y que sufrirá numerosos cambios a lo largo de la historia, estaba formada por David Brown (bajo), Marcus Malone (percusión) y Gregg Rolie (voz y teclados). Con esta formación consigue firmar un contrato discográfico con Columbia Records, y el grupo en principio se llama Santana Blues Band, nombre que le dura muy poco, pues acabará llamándose Santana. Es tanta la calidad que atesora la banda, que Bill Graham intercede y consigue que sean invitados a tocar en el Festival de Woodstock de 1969, y sin tener ningún disco ni material grabado todavía, si bien es cierto que por entonces estaban preparando su primer álbum pero todavía no había visto la luz. Santana tocaría en el mítico festival a mediados de agosto, y su primer álbum de estudio, titulado Santana, sería publicado el 30 de agosto de ese memorable año. Bendita la apuesta de Bill Graham.


     Este primer álbum, Santana es un diamante en bruto, y con sus siguientes trabajos, Abraxas (1970) y Santana III (1971), llega la madurez y el ascenso al éxito de la formación de Carlos. La banda se mueve como pez en el agua fusionando rock, jazz, ritmos latinos y ritmos africanos, convirténdose en precursores en aquella época de un estilo novedoso. En 1972 la banda Santana publica Caravanserai, disco marcado por un fuerte cambio musical orientado hacia el jazz. Si bien los ejecutivos de su compañía discográfica en aquel momento, CBS, advierten a Carlos que ese giro hará que las ventas se resientan, el álbum acabar alcanzando el disco de platino. !973 es un año iportante para Carlos Santana, pues obtiene los derechos legales del nombre de la banda Santana, haciéndose con el control total de la misma y renovándola.

     A Caravanserai le seguirán esa década Welcome (1973) y Borboletta (1974), que siguen la tendencia marcada hacia el jazz rock. En los siguiente trabajos de la década volverá a orientar su sonido más al rock y rock latino, Amigos (1976), Festivál (1977), Moonflower (1978) y Marathon (1979). Paralelamente en esa década, concretamente en 1972, Carlos se interesa en el trabajo de la banda Mahavishnu Orchestra, y de su guitarrista John McLaughlin. En 1973, Carlos Santana y John McLaughlin graban juntos el disco Love, Devotion, Surrender, con miembros de las bandas Santana y Mahavishnu Orchestra. En 1974 bajo el nombre Devadip (nombre que el gurú Sri Chinmoy dio a Carlos Santana. Carlos se había interesado por la meditación años atrás) publica en solitario Illuminations, disco orientado hacia el free jazz. Como Devadip publicará en solitario sus dos siguientes trabajos, Oneness: Silver Dreams - golden Reality (1979), orientado hacia el rock, y The Swing of Delight (1980), orientado hacia el jazz y el rock. 



     La década de los 80 siguió siendo muy prolífica artísticamente para Carlos, algo que no se vio reflejado en las listas de ventas. Con la agrupación Santana, durante esta década publica Zebop! (1981), disco que contiene el tema Winning, el último gran éxito comercial hasta bien entrada la década de los 90; Shangó (1982), Beyond Appearances (1985), y Freedom (1987), disco que se aleja del sonido más orientado hacia el pop rock de trabajos anteriores y se acerca al rock latino original que tantas alegría había dado a la banda. En solitario, ademas del anteriormente citado The Swing of Delight en 1980, publica dos álbumes más, Havana Moon (1983), donde Carlos recupera algunas de su primeras experiencias musicales cuando se encontraba en Tijuana, con versiones de temas de Bo Diddley y Chuck Berry, y cuenta con invitados de la talla de Booker T. Jones, The Fabulou Thunderbirds, Willie Nelson y la orquesta de mariachis de su padre. En 1987 compone la banda sonora de la película La Bamba, basada en la vida de uno de sus ídolos de juventud, Ritchie Valens; y en 1987 publica Blues for Salvador, dedicado a su por entonces esposa Deborah y su hijo Salvador, trabajo con el que gana un premio Grammy a la "Mejor interpretación de rock". Sin embargo ésta década no es muy prolífica en cuanto a ventas de sus trabajos, y Carlos, que cada vez se siente más presionado por las compañía discográficas para que componga material comercial de éxito, trata de apaciguar los ánimos de las mismas realizando colaboraciones aquí y allá con artistas de renombre. Pero todo tiene un límite y Carlos en 1990 finaliza contrato con Columbia Records, con la que ha estado ligado 22 años y ficha por Polygram.

     La década de los noventa verán el resurgir del éxito comercial del guitarrista mexicano. Durante esta decada con Santana publica Spirit Dancing in the Flesh (1990), el cual se asoma tímidamente en las listas de ventas y Milagro (1992), disco dedicado a la figura de Miles Davis y del productor Bill Graham. En 1993 se publica el álbum en vivo Sacred Fire: Live in South América, dedicado a la vida del líder campesino y activista de los derechos civiles estadounidense César Chávez, el cual alcanza el puesto número 181 en la lista Billboard Hot 200 de Estados Unidos. En 1994 publica fuera de la agrupación Santana el disco Santana Brothers, en colaboración on su hermano Jorge Santana y su sobrino Carlos Hernández. Los resultados de todos estos discos siguen siendo bastante escasos para las perspectivas tanto del artista como de la compañía Polydor, pero todo esto cambiará en 1999, cuando Clive Davis, de Arista Records, y que había trabajado con Carlos en su época en Columbia Records, le anima a que grabe un álbum con colaboraciones con artistas de renombre y que sean mayoritariamente jóvenes, artistas con gran proyección. El resultado es Supernatural, publicado por Arista 
Records en 1999, el decimoctavo álbum de estudio con su banda, y con el que rompe records. El disco cuenta con la colaboración de Dave Matthews, Everlast, Rob Thomas, Lauryn Hill, Cee Lo Green, Maná, Eagle Eye Cherry y Eric Clapton. En Estados Unidos consigue nada menos que quince certificaciones como disco de platino, gana nueve premios Grammy y tres premios Grammy Latino, llegando al puesto número uno en la lista Billboard, y manteniéndose en dicha lista durante doce meses. 


     La fórmula de hacer discos con colaboraciones con otros artistas y que resulta tan exitosa será repetida por la banda en Shaman (2002) y All That I Am (2005). En 2010 publica Guitar Heaven, el cual contiene versiones de tema como Back in Black (AC/DC) y Whole Lotta Love (Led Zeppelin). En 2012 sale Shape Shifter, que sigue la buena tendencia en la listas de ventas de todos sus trabajos a partir de Supernatural, disco que supone un punto de inflexión en la carrera del artista y de la banda. En 2014 retoma la fórmula de las colaboraciones con la publicación de Corazón, que cuenta con la colaboración de músicos latinos de la talla de Gloria Estefan, Juanes, Diego Torres, Wyne Shorter, Romeo Santos y Los Fabulosos Cadillacs. En 2016 Carlos reúne con los antiguos miembros de la banda de principios de la década de los 70 Gregg Rollie, Michael Carabello, Michael Shrieve y Neal Schon para publicar el álbum Santana IV y realizar una pequeña gira. Su último trabajo hasta la fecha, Africa Speaks, publicado en 2019, es producido por el mago de la producción Rick Rubin, y es un disco inspirado en el continente africano, con una fusión de estilos: rock, música latina, música africana y jazz. Para la grabación del disco se pusieron encima de la mesa un montón de artistas para hacer colaboraciones, pero Carlos eligió únicamente a dos, Laura Mvula y la cantante española Buika

     A toda la obra del guitarrista con la banda Santana y en solitario hay que sumarle la infinidad de colaboraciones que ha realizado con multitud de artistas durante sus más de cincuenta años de carrera. Una carrera donde Carlos también se ha acordado de los jóvenes, con los cuales no ha dudado en subirse a un escenario para ayudarles a dar sus primeros pasos en este difícil mundo, el de la música. La australiana Orianthi, o un jovencísimo y prometedor guitarrista de 12 años también australiano llamado Taj Farrant pueden dar fe de ello. Es Carlos Santana, sin duda, uno digno representante musical del país de México, sus más de 50 años de carrera con más de 100 millones de disco vendidos, diez premios Grammy y tres premios Grammy latino, y la innovadora fusión con su banda en los años 70 de rock, música latina, música africana y jazz le avalan. 

Comentarios