La música en historias: Loco por incordiar #MesRosendo




Loco por incordiar fue el primer trabajo en solitario de Rosendo Mercado, después de una exitosa carrera tanto de crítica como de público con Leño, decidió dar un paso al frente e iniciar una carrera en solitario que ha durado hasta que en diciembre de 2018, al cumplir 65 años tomo la decisión de dejar su carrera musical. D. Rosendo Mercado Ruiz dejó Ñu porque J.C. Molina decía que la música que componía era un Leño, y tito Rosen, ofendido por ello, en 1978 creó una banda llamada así, Leño, y que supuso una piedra angular de todo el rock español, estuvo marcada por un estilo de música que hasta ahora era muy minoritaria y que puso en solfa el estilo rock urbano arrastrando a gente de todo tipo, con tan solo tres discos de estudio supieron darle una calidad a ese estilo de música minoritario.  El día que nos enteramos que los Leño se separaban, a muchos nos parecía que se acababa el mundo, que llegaban las tinieblas al rock español. Pero no. Año y medio más tarde, ROSENDO hacia su aparición con un álbum donde dejaba claras sus intenciones desde el mismo titulo del mismo: LOCO POR INCORDIAR. Acompañaron a Rosendo para la grabación del álbum, que se hizo en tres estudios en Colonia, Bruselas y Bochum, Sergio Castillo a la batería, Tato Gómez al Bajo, Andreas Schmidgen a los Teclados y Carlos Narea con la percusión y coros, quien también realizó la producción para RCA. Corría el año 1985, quien suscribe tenía 13 años y un vinilo no dejó de sonar en su infancia cuando en nuestra casa de campo los hermanos de mi Vallecano favorito, Vito, lo ponían a todo tronar, hoy en día, cada vez que lo pincho dejo que se me caiga una lagrimilla de ilusión por esta música que tanto amé cuando empezaba a ser un adolescente, el Rock, y si hay alguien que representa sus valores ese es Rosendo Mercado, porque Rosendo Mercado es el ROCK.


El maestro te bloquea en el primer sonido de la primera canción y es que “Agradecido” empieza con un sonido de sintetizador y hasta que no pasan unos segundos, todos aquellos que seguían la carrera de Leño se quedan locos… ¿Qué es esto? Pero tranquilos, es solo un guiño, ha vuelto a sus inicios con cuatro guitarrazos de esa Fender inseparable de Rosendo, batería y ¡caña!, rock and roll en estado puro y lo que tienes delante es una pieza fundamental del rock español, fundamentalísima, es la base, es la punta de lanza. Y ese estribillo al final lo hemos cantado de todas las maneras posibles, convirtiéndose en una de las frases más populares de todo el rock en Español y asistimos al nacimiento de un nuevo héroe. Agradecido es, quizá, la canción más versionada del rock español. Una de las básicas de Rosendo y por supuesto una de mis preferidas del disco. “Corazón” sigue con la cañita rockanrolera, es imposible no recordar a Rory pero al estilo carabanchelero, a su manera, con su chuleria; Con “Y dale!”, nos enseña que además de rock también sabe mezclar otros ritmillos, y encontramos un poquito de funk, matices de reggae que más adelante iba a desarrollar de forma más clara, no todo van a ser rasgar guitarras, esta abierto a nuevas sensaciones en esta nueva etapa y no las va a dejar escapar. Con “Callejones” parece que llega el momento de pausa con ese comienzo melancólico, esa guitarra que tiene eco de romanticismo, pero no, estamos ante otra obra de rock urbano puro, de denuncia y de realidad por partes iguales que seguro ha pasado muy desaparecida para muchos fans, pero que en cuanto te sumerges en ella te encuentras un temazo, con una letra brillante. 

Y todos en pie porque Rosendo es Rosendo y él ha venido aquí “Loco por incordiar”, a su manera, de una forma que nos encanta, un tema que barrió en Tocata y sobre todo en las emisoras de radio que sirvió, además de para crear otro himno carabanchalero, para darle el empujón definitivo y poner en órbita su sonido, la canción termino cantada por miles de personas en miles de noches de fiesta, y sin cambiar un ápice lo que era para él la música, un tema rápido y cañero, que te deja extasiado, aunque con ganas de más, y él, tenlo claro. “Me gusta asi” tranquiliza el ritmo frenético que llevamos, y es que además se marca un tema de reivindicación absoluta, simplemente le sale del corazón y nos lo muestra tal cual. Y tras la calma la tormenta (es al revés, pero Rosendo hace lo que le sale del higo, tenlo claro) y nos da otro himno, otro clásico imperecedero “Pan de higo” es otro de los temas que no hemos dejado de cantar en ningún momento, increíble lo de este tipo, un disco de poco más de media hora y tenemos tres himnos imperecederos del rock español, y es que esta es otra de las que atronaron en las emisoras de radio y en esos programas de RTVE que cuidaba de la música como nunca más se ha hecho por méritos propios. Pan de higo no se si habremos comido mucho aquellos que estáis leyendo esto, pero sin duda hemos crecido y nos hemos hecho grande con ese alimento, y no precisamente entrando en nuestra boca, sino saliendo de forma desgarrada y festiva. 

Con “Cruxificacion” el maestro se nos pone Heavy, es quizás la canción mas fuerte y loca del disco, por momentos no parece firmada por él mismo, pero es detenerte en su letra y te das cuenta que indudablemente tiene su sello. Cerramos el álbum con “Buenas noches” que es una forma de despedir su primera obra en solitario con buenos deseos… la personalidad de Rosendo es tal que después de hacer himnos para el rock Español, se despide de forma suave con una especie de balada instrumental…. Genio y figura, no lo dudéis, este ha sido solo el primer paso en su discografía y ya estamos extasiados, pero no colmados, nos quedan muchas emociones que compartir en el #MesRosendo.

Comentarios