La música en historias: Deja Que Les Diga Que No! - #MesRosendo

Deja Que Les Diga Que No!, Rosendo


     El quinto álbum de estudio de Rosendo, Deja Que Les Diga Que No!, es publicado bajo la discográfica DRO debido a que la discográfica con la que trabaja el Maestro de Carabanchel, Twins, ha sido adquirida por DRO. El disco cuenta con la producción de Rosendo y de Eugenio Muñoz, ingeniero de sonido, productor con el que seguiría trabajando posteriormente y que se convertiría en mánager de Rosendo.

El disco es publicado en 1991, y el resultado es la consolidación de la meteórica carrera del artista, las claves, la madurez que ha ido adquiriendo Rosendo, unido al magnífico trabajo a la producción de Eugenio Muñoz, y a la aparición en escena de la potente discográfica DRO, que se ha hecho con sus servicios al ser comprada la discográfica que tenía sus derechos, Twins.

Rosendo, a la guitarra y las voces, se mete en el estudio con Miguel Jiménez (batería y coros), Rafa J. Vegas (bajo y coros), Gustavo di Nobile (teclado y coros) y la colaboración de Luis Ronaldo Martín con su colaboración con un solo de guitarra en el tema Go home.

El disco, tiene una producción exquisita, unos grandes arreglos con unas muy buenas melodías, unos teclados muy bien encastrados, y unas letras que llevan el sello de Rosendo, a veces vacilonas, a veces con la seriedad que requiere, con esos dobles o triples sentidos que sólo el Maestro de Carabanchel sabe darles y que juegan al despiste con el oyente. El resultado es un muy buen disco que apuesta por el rock and roll con un toque clásico 

Comienza el disco con el tema que da título al disco, Deja que les diga que no!, uno de los platos fuertes del disco, un medio tiempo con unos arreglos melódicos y unos sólos de guitarra impecables. Puede que..., tema donde los teclados cobran el protagonismo, acompañados de unos buenos arreglos de guitarra acústica. Salud y buenos alimentos, tema con sabor a puro rock and roll y que contiene esas típicas y enigmáticas letras de Rosendo que parecen no decir nada, pero que debemos escuchar con atención, pues es justo todo lo contrario. Unos golpes de cincel, tema donde Rosendo recupera su esencia de tiempos anteriores, con un sencillo tema pero con un sólo con efecto distorsionado que nos recuerda que Rosendo es uno de los grandes de las seis cuerdas. Mala vida, además de rock and roll, Rosendo también se acuerda del blues, y este tema, que se encarga de cerrar la cara A, es una buena muestra. Un pedazo de blues con una gran letra donde Rosendo, con su voz y guitarra es capaz de darle su toque personal.

La cara B abre  con Borrachuzos, quién no se ha acordado alguna vez de la pandilla, "Clemente", "Juan" o "Alberto" cuando ha salido por ahí de fiesta. Sencillo tema de rock donde Rosendo vuelve a darle se extra y elevarlo a la categoría de temazo con esa alegre letra. Muy destacable el trabajo del bajo de Rafa J. Vegas en este tema. Pagando residencia, Con un oscuro comienzo de teclado, Rosendo nos deleita con el tema más oscuro y rabioso del disco, y que contiene un magnífico sólo de guitarra. Bacilo, vacila!, tema con aire y sabor a los Rolling Stones con una alegre letra. No es que sea de los mejores temas del disco, pero la alegre y original letra hace su escucha agradable. Tierra de nadie, nos vamos acercando al final con este lento tema donde los arreglos de teclados vuelven a pasar al primer plano, y que es la antesala del último tema de la cara B y que por tanto cierra el disco, Go home, una brillante crítica a los turistas con ese toque irónico y vacilón de Rosendo, y en contra de lo que indica el título, cantada en castellano. 

Deja Que Les Diga Que No!, según la crítica no estaba a la altura de trabajos como Loco por incordiar (1985) o Jugar al gua (1988), pero Rosendo, lejos de anclarse y estancarse, con este disco era capaz de reinventarse y seguía evolucionando y recorriendo su propio camino, y haciéndose si cabe más sí mismo, y este notable y más que recomendable disco era buena muestra de ello. 

Comentarios