La música en historias: Bananas - #MesDeepPurple

 

Bananas deep Purple


     Corre el año 2001 y John Lord se ha sometido a una operación de rodilla para solucionar una vieja lesión que lleva arrastrando. Sin embargo el hecho de no recuperar todo lo rápido que él quisiera, sumado al fallecimiento a causa del cáncer del pianista, productor y compositor Tony Ashton, quien es amigo personal desde hace muchos años de John Lord, dejan muy tocado al músico, quien pasado el verano de 2001 decide comunicar a Deep Purple que lo deja. Antes de abandonar la formación cumple con los compromisos que el grupo tenía realizando una gira por el Reino Unido. Don Airey, quien le ha estado sustituyendo mientras se encuentra de baja, pasa a formar parte del grupo como miembro oficial en marzo de 2002.

Sin embargo, parte de la gira británica, que debía ser la última del grupo, ha de suspenderse debido a que tanto el grupo como el personal de apoyo contraen la gripe. La banda decide realizar una serie de once conciertos que comienza en verano de 2002 para que John Lord pueda despedirse en condiciones de la banda. Una gira donde Airey y Lord comparten teclados, normalmente iniciaba el concierto Airey, quien tras ocho canciones, cedía el puesto a Lord que finalizaba el concierto.



Steve Morse, Roger Glover, Ian Paice, Ian Gillan y Don Airey graban entre enero y febrero de 2003 el material que comprende el decimoséptimo álbum de estudio de la banda en los Royaltone Studios de Burbank, California. El disco es producido por Michael Bradford, conocido bajista y productor musical estadounidense, quien además colabora tocando la guitarra en un tema, Walk On. Michael Bradford también contribuye en este disco en la composición de material del álbum, al igual que John Lord, quien ha dejado recientemente la formación. El resultado es Bananas, editado en agosto de 2003 por el sello discográfico EMI, y Sanctuary sólo para Estados Unidos. En Reino Unido el disco alcanzó únicamente el puesto 85 en las listas, mientras que en Estados Unidos pasó desapercibido, sin embargo registró muy buenos números en países como Alemania, Finlandia y República checa, además de, para sorpresa del grupo, registrar unas muy buenas cifras en Sudamérica, con Argentina a la cabeza, donde alcanzó el puesto número 10 en las listas de ventas.



Si nos dejamos llevar por la portada, donde aparecen dos hombres sentados encima de una inmensidad de plátanos que ocupan toda la portada, automáticamente perderemos el interés por escuchar el disco, por lo que, como muy bien dice el dicho, no hay que dejarse guiar por el envoltorio del producto, y en este caso, el envoltorio, es decir, la portada, es horrorosa. El resultado es un muy buen trabajo, en la línea que se espera de Deep Purple, con sonidos que van desde el rock, al blues y al funk, con un Steve Morse, que desde su llegada ha aportado frescura al grupo, y con un Don Airey, músico excepcional curtido en mil batallas, que aporta su personal toque a los teclados. El disco contiene temas muy rockeros y con mucha fuerza, como House of Pain, Razzle Dazzle Silver Tongue, y temas de corte más blusero, como Walk On y Bananas. También encontraremos temas con base muy funky como House of Innocence. Nos encontraremos con una preciosa balada, Haunted, que además tiene una curiosidad, los coros están hechos por la magnífica Beth Hart. También hay espacio para un tema instrumental, Contac Lose, compuesto por Steve Morse tras el accidente del Transbordador Columbia que se desintegró el 1 de febrero de 2003 en su regreso a la tierra-

Bananas es un buen disco, hecho desde una tranquilidad y un sosiego que el grupo alcanzó hace ya unos años, y los seis meses que la banda estuvo parada sin realizar eventos y giras para centrarse en hacer el álbum, dan buena muestra de ello. 

Comentarios