El disco de la semana 87: Born Under A Bad Sing, Albert King

Born Under A Bad Sing


     Para la semana 87 de la aventura de 7dias7notas decidimos apostar por el blues de la mano de uno de sus máximos exponentes, Albert King, uno de los grandes referentes del género. Un personaje atípico tanto por su fisionomía, con más de dos metros de altura y más de 120 kilos de peso, como por su voz suave. Ambas cosas sumadas al hecho de que en su juventud uno de sus trabajos fue conducir una excavadora le valieron el apodo de La Excavadora de terciopelo (The Velvet Bulldozer). Atípica era también su forma de tocar y empuñar la guitarra, pues era zurdo y lo único que hizo fue dar la vuelta a una guitarra para diestros para tocar sin molestarse siquiera en cambiar el orden del cordaje, por lo que las cuerdas más finas le quedaban en la parte alta y las más gordas en la parte baja de la guitarra.

Albert Nelson, posteriormente más conocido como Albert King nace en 1923 en Indianola, Mississippi (Estados Unidos), donde trabaja desde su infancia en una plantación de algodón. Durante su infancia también canta en un grupo familiar de gospel en la iglesia local. Una de sus primeras influencias es su padre Will Nelson, quien tocaba la guitarra habitualmente.

Su modelo de guitarra preferida era la Gibson Flying V, un guitarra a la que bautiza como Lucy. Si bien durante la década de los años 40 y principios de los 50 se le conocía por el nombre de Albert Nelson, en 1953 se cambia el nombre por el de Albert King, algo que es aprovechado para anunciarle como el hermano de BB King. El hecho de llamarse Albert King, de llamar a su guitarra Lucy (BB King llamaba a la suya Lucille) y de usar el mismo apodo que BB King, "Blues Boy", es algo que no le hizo mucha gracia a BB King, quien decía al respecto que eso le molestó hasta que lo conoció en persona y se dió cuenta que no era su hermano de sangre, era su hermano de blues.


 Los inicios de Albert como profesional en el mundo de la música son en un grupo de Osceola, Arkansas llamado In The Groove Boys. Durante esa etapa bebe del trabajo de muchos artistas de blues del Delta como Elmore James o Robert Nighthawk entre otros. Posteriormente, en 1953 se muda a Gary, Indiana, donde forma parte de la banda de uno de los referentes del blues eléctrico, Jimmy Reed, pero curiosamente lo hace tocando la batería y no su instrumento fuerte, la guitarra eléctrica. Ese año graba su primer sencillo, Bad Luck Blues, pero no obtiene demasiado éxito, lo que hace que al año siguiente, 1954, regrese a Osceola y se una otra vez a los Groove Boys durante un par de años.

En 1956 Albert se muda a Brooklyn, Illinois, donde forma una banda y se convierte en asiduo del circuito nocturno de la zona. Albert durante esa etapa llama la atención del sello discográfico King Records y graba con ellos en 1961 el sencillo Dont Throw Your Love On Me So Strong, convirtiéndose en su primer éxito reseñable. En 1962 el sello King Records publica el primer álbum de estudio de Albert, titulado The Big Blues. En 1963 Albert ficha para el sello discográfico del artista de Jazz Leo Gooden y graba dos discos que lamentablemente nunca verán la luz.

Albert parece que no tiene más perspectiva que la de verse abocado a tocar en los circuitos de blues nocturnos. Entonces toma una decisión que cambia su suerte y su futuro, se muda a Memphis y ficha por el sellos discográfico Stax, con los que graba docenas de sencillos junto con la banda de sesión del sello, Booker T. & The MG's. Unos sencillos que el sello Stax decide juntar en 1967 y publicar en el que supone el primer álbum de Albert para la mítica discográfica, Born Under A Bad Sign, y que es el disco recomendado para la ocasión.

Durante la grabación de todos aquellos sencillos que componen este mítico álbum, Stax Records hace lo que solía hacer con los artistas de su sello, pone a disposición de Albert a la banda de sesión del sello, Booker T & The Mg's, y no sólo eso, también pone a disposición de Albert el talento compositor de la banda, lo que hace que ésta se involucre con el artista en la composición y grabación de los temas que compondrán posteriormente el disco. En la grabación de los sencillos además de la colaboración de Booker T & The Mg's, todas las secciones de viento son proporcionadas por el genial grupo The Memphis Horns.


Si sumamos el talento de Albert King con el talento de una banda como Booker T & The MG's, y la sección de viento de los Memphis Horns, el resultado no puede ser otro que Born Under A Bad Sign, una verdadera obra de arte del género blues que abre con el tema que da título al disco, Born Under A Bad Sign, compuesta por Booker T. Jones y el también compositor del sello Stax por entonces William Bell. Pensaron que el tema de la astrología podía funcionar y así nace el tema, cuyo significado, "Nacido bajo una mala señal", es una referencia astrológica, pues alude al hecho de nacer cuando las estrellas están alineadas contra tí. De ahí que la portada del álbum incluya signos de mala suerte: un gato negro, una página del calendario del viernes 13, un cráneo y huesos cruzados, un as de espadas y ojos de serpiente. Le sigue Crosscut Saw, tema al que se le atribuyen los arreglos a R.G. Ford. Es un tema habitual de blues del Delta, y fue grabada por primera vez en 1941 por Tommy McClennan, pero fue la grabación de Albert la que convirtió el tema en una pieza imprescindible dentro del blues moderno. Kansas City, compuesto por la famosa dupla compositora Jerry Leiber y Mike Stoller, responsables de numerosos éxitos de Elvis Presley. Leiber y Stoller nunca habían estado en Kansas y se basaron en los discos de Big Joe Turner para componer el tema. Turno para la maravillosa Oh Pretty woman, compuesta por AC Williams, quien era un conocido compositor que además trabajó como disc-jockey para la emisora de radio WDIA en Memphis desde principios de 1950 hasta 1980. Down Don't Brother Me, compuesta el mismo Albert King, donde la sección de viento da paso a la voz aterciopelada del artista acompañado de los acordes de su Gibson Flying V, poco más le hace falta para conmovernos. Cierra la cara A The Hunter, acreditada a la formación Booker T & The MG's y a Carl Wells. Tema que ejemplifica el toque moderno e innovador que Albert imprime al tema, introduciendo también versos de temas que Willie Dixon había compuesto para Muddy Waters en la década de los 50.


Llegamos a la cara B de la mano de I Almost Lost My Mind, compuesta por Ivory Joe Hunter. Tema muy popular grabado por pimera vez en 1950 por el mismo compositor. Además de Albert, serán infinidad de artistas los que graben versiones de este tema. Personal Manager, compuesta por Albert King y David Porter, otro de los ilustres del sello Stax. Ojo al sólo de guitarra de Albert porque es de los que te desgarran el corazón, brutal. Laundromat Blues, compuesta por Sandy Jones. Otro blues en la línea del tema anterior, donde los lamentos de la guitarra de Albert tienen todo el protagonismo del tema. LLegamos a otra de las joyas del disco, Ass The Years Go Passing By, composición atribuida a Deadric Malone. Un tema al que ya dedicamos espacio en 7dias7notas en la sección "Canciones que nos emocionan". Si bien el tema fue escrito por Peppermint Harris para Fentom Robinson, quien la grabó por primera vez en 1959 para el sello discográfico Duke Records,  el tema aparece acreditado al propietario de Duke (Don Robey) a través de su pseudónimo, Deadric Malone, siendo ésta una práctica habitual por aquél entonces. Como todo lo bueno, el disco llega a su fín con The Very Thought Of You, compuesto por Ray Noble y grabado y publicado por primera vez en 1934 por él mismo con su orquesta. El tema era originalmente un standard del pop, y Albert y Booker T. & The MG's , al igual que todos los demás temas, consiguen dotarlo de un toque moderno sin que pierda para nada la esencia del blues.

Born Under A Bad Sing además de ser uno de los mejores álbumes de blues de la historia, contribuyó enormemente a la modernización del género blues e influyó en guitarristas de la talla de Stevie Ray Vaughan, Mike Bloomfield, Jimi Hendrix ó Eric Clapton entre otros. Un disco que hay que escuchar al menos una vez en la vida...

Comentarios