El disco de la semana 77: Hay Poco Rock & Roll, Platero y Tu

Hay Poco R & R, Platero Y Tu


     Atrás ha quedado ya la década de los noventa, una década que reforzaría mi pasión por la música y donde además descubrí una de mis bandas de rock favoritas españolas, Platero y Tú.

     Bilbao, finales de la década de los 80, Iñaki Antón "Uoho" y Juantxu Olano "Mongol" comienzan tocando juntos en una banda llamada Qué, con la que llegan a grabar una maqueta de cuatro temas. El proyecto no dura mucho y se disuelve, entonces Uoho y Juantxu siguen ensayando juntos, unos ensayos a los que se une Jesús García "Maguila" tocando la batería. Un día de diciembre de 1989 Juantxu invita a un vecino suyo, de nombre Adolfo Cabreles "Fito" a ver los ensayos que estaba realizando con Uoho y Jesús. Aquel día estuvieron tocando versiones de Leño. La química surge y Fito se une al proyecto, quedando el grupo compuesto por Fito (guitarra y voz), Uoho (guitarra), Juantxu (batería) y Jesús (batería).



     El sonido de la banda se basa en el rock, curiosamente en una época donde en el País Vasco estaba en auge el rock radical vasco. El dinero que ganan en sus primeras actuaciones lo invierten en grabar su primera maqueta en los estudios Arion de Pamplona en julio de 1990. También es en esa época cuando deciden el nombre de la banda, Platero y Tú, en honor a la famosa obra de Juan Ramón Jiménez. Titulan la maqueta Burrock'n roll. La maqueta sale a la venta ese mismo año con la particularidad de que salen muy pocas copias y ahora es una pieza de coleccionista.

     En 1991 el grupo edita con Wellcome Records su segundo álbum de estudio, Voy a acabar borracho. Aunque este disco no consigue llenar las expectativas del grupo debido en parte a su escasa promoción, si consiguen que gracias a él unos cazatalentos del sello discográfico DRO se interesen por ellos, y para empezar reeditan su primer álbum Burrock'n roll mejorando la producción y reconfigurando la lista de temas.



     En 1992, ya asentados con DRO, publican su tercer álbum, Muy deficiente, un álbum que empieza a marcar el punto de inflexión de la banda, que empieza teniendo proyección nacional, y donde además cuentan con la colaboración de Rosendo en uno de sus temas, Sin solución. Al año siguiente, 1993, la banda edita su cuarto trabajo de estudio, Vamos tirando, su mejor trabajo hasta la fecha, debido a un mejor proceso de producción y la calidad y composición de los temas, lo que le vale las alabanzas de la crítica especializada.

     Y llegamos al año 1994, año en el que la banda publica su quinto álbum de estudio, Hay poco rock & roll, el disco recomendado para la semana 77 de la aventura de 7dias7notas. Un álbum con el que la banda rompe todos los moldes y se instala en la cima del rock en España, pasando de tocar en salas más pequeñas a hacerlo ya en salas con mayor aforo.

     Hay poco rock & roll es un disco donde la banda volvió a realizar un sonido más crudo y directo, en parte debido a las críticas a su anterior disco en estudio que les acusaban de haber refinado en exceso ese sonido. Este es a la postre, para el que escribe, sin duda sino el mejor, uno de los mejores trabajos de Platero y Tú. La banda está en un momento dulce y en forma, y eso se traduce en un disco muy redondo, con unas grandes composiciones, donde las letras nos hablan de cosas cotidianas que nos pueden pasar a cualquiera y donde están muy presente los bares, las drogas y los amores. Un disco donde fluye un rock muy directo y de muchos quilates influenciado en artistas como Leño, AC/DC, Status Quo ó Creedence Clearwater Revival entre otros.


     Abre la cara A del disco Somos los platero (pa' lo bueno y pa' lo malo), todo un trallazo y una declaración de intenciones, y donde la banda se arranca a tope con un sólo demoledor de Uoho. La letra del tema es brillante, toda una llamada al rock & roll, donde encontramos magníficos versos del tipo "Aquí tienes cuatro amigos para lo que mande usted", "no hemos inventado nada, tampoco es nuestra intención", "preferimos ante todo tocar con el corazón". Hay poco rock & roll, donde el grupo se vuelve a marcar otras grandes letras tocando un cover del famoso High Voltage de AC/CD. Toda una reivindicación, hay poco rock & roll y queremos más. El grupo además es capaz de hacer un gran rock combinado con unas grandes letras, y aderezarlo con un poco de humor, como en el siguiente tema, Por fín ...!!!, el protagonista ha dejado  quedarse en sus casa a un amigo, y al poco tiempo éste le acaba sacando de quicio, no es para menos, le ha rayado discos de Lou Reed y de los Rolling Stones!!. Tenemos que entrar, es uno de los temas más pesados y contundentes del disco, "el rock se queda sin casa", "un bajo sin  voz, una guitarra herida y un amplificador", hay que derribar la puerta para que la música vuelva a sonar. Vamos escuchando temazo tras temazo hasta llegar hasta el maravilloso Si la tocas otra vez, donde la banda rinde un profundo y sincero homenaje a la figura del maestro Rosendo, una de sus grandes influencias.

     Abriendo la cara B nos encontramos su mayor éxito comercial, Juliette, un rock & roll clásico donde colaboran Robe de Extremoduro y Evaristo de La Polla Records a las voces. Siguiendo con la colaboraciones, en su siguiente tema, en La vecina, el grupo cuenta con la colaboración de Iñigo Muguruza (Kortatu, Negu Gorriak, Delirium Tremens), que se marca el sólo de guitarra de este tema donde el protagonista queda encandilado con su vecina. Bebiendo del mismo vaso, tema donde la el grupo exalta la camaradería y el ambiente festivo de bar y que tanta falta nos hace en estos tiempos tan duros con los que nos ha tocado lidiar. La noche, penúltimo tema del álbum, y por ponerle un pero al disco, quizás el único tema que se encuentra un escalón por debajo de los demás en cuanto a calidad (siempre subjetiva del que aquí escribe). Y llegamos al cierre del disco con Maldita mujer, y que mejor que hacerlo con un buen blues que hable de amores rotos, y si encima el órgano hammond del tema lo toca nuestro queridísimo Ángel Muñoz "El Reverendo", no se le puede pedir más a este discazo imprescindible que hay que escuchar al menos una vez en la vida.


Comentarios