El disco de la semana 51: Los Zigarros, Los Zigarros

Los Zigarros, Los Zigarros (2013)



 Corría el año 2010, lunes, 28 de junio, AC/DC iban a subirse al escenario en el mítico estadio de San Mamés en Bilbao para dar uno de sus memorables conciertos, incluido en la gira Black Ice. Pero antes de que subieran al escenario, le correspondía al grupo que iba a telonearlos calentar el ambiente, y vaya si lo hizo el grupo valenciano Los perros del Boggie. Aquel día se subieron al escenario los hermanos Ovidi Tormo (vocalista y guitarrista) y Álvaro Tormo (guitarrista), que por entonces formaban parte de aquel grupo.

Ya en el año 2011, los hermanos Tormo deciden formar su propia banda, y para ello cuentan con Adrián Ribes (batería) y Nacho Tamarit (bajo). El nombre del grupo: Los Zigarros. Echaba a andar una excelente formación, influenciada por el rock & roll de los años 60 y 70, tanto de grupos internacionales cómo de grupos españoles (Tequila, Burning, M Clan o Loquillo entre otros), y que contaban también con influencias de músicos y grupos actuales cómo Jack White o Queens of the Stone Age, entre otros.

 En 2013 publican su primer disco de estudio, titulado también Los Zigarros, producido por el gran Carlos Raya y apadrinado por artistas de la talla de Carlos Tarque y Adolfo Cabrales (Fito). El resultado no puede ser mejor, once temas arrolladores con sabor a puro rock & roll, dónde encontramos bien plasmadas todas esas influencias que el grupo ha ido mamando toda la vida, y que se filtran en diferente medida en cada uno de los temas:
     
Empezando por Cayendo por el agujero, tema donde el grupo suena a pura banda de garaje,  y siguiendo con temas como Hablar por hablar, con un sonido con sabor a los mismísimos Tequila, o No obstante lo cuál, maravillosa versión del tema del gran Pappo, pionero del rock argentino. Bailar es puro rock & roll al estilo Rebeldes, mientras que Qué harás recuerda por momentos al puro rock & roll de Chuck Berry. Son sólo algunos ejemplos de lo que podemos encontrar, a lo largo de los once temazos de este disco debut de una banda con una proyección magnífica y un sonido con puro sabor a rock & roll. Así que id sacando los mecheros, tanto para usarlos en concierto al ritmo de sus canciones, como para aspirar una buena bocanada del humo y la aspereza sin filtro de Los Zigarros.


Comentarios