La música en historias: Pastel Blues #MesNinaSimone

Pastel Blues, Nina Simone


     En 1964 Nina Simone abandona el sello discográfico Colpix Records. Dicho sello había cedido todo el control creativo sobre su música a cambio de que firmara un contrato con ellos. Nina graba con el sello varios álbumes en estudio y en directo y se dedica a tocar música pop para costearse sus estudios de música clásica. Durante aquella época, en 1961 se casa con un detective de la policía de Nueva York llamado Andrew Stroud y tiene una hija, Lisa, quien se convierte en su mánager y llega a maltratar a Nina física y psicológicamente. 

Algo cambia en Nina, lo que provoca que realice una serie de cambios en 1964 e inicie la etapa más productiva y comprometida de la artista. Para empezar firma con el sello discográfico Philips Records. Un cambio que ya notamos en su debut con la discográfica holandesa, el álbum en vivo Nina Simone In Concert (1964), donde aborda el tema de la desigualdad racial en Estados Unidos con la grabación del tema Mississippi Goddam, donde abordaba el asesinato de Medgar Evers y el bombardeo de una Iglesia Bautista, y que ya reseñamos en 7dias7notas en la reseña "Medgar Evers y el bombardeo de la iglesia". A este disco le seguirán Broadway Blues Ballads (1964), disco que ya reseñamos también en 7dias7notas y I Put A Spell On You (1965), disco que ha reseñado recientemente nuestro querido Nevermind en el ciclo que estamos dedicando a Nina Simone en el mes de noviembre.

La actividad de Nina durante esta época es frenética, publicando varios discos año, y su compromiso en pro de los Derechos Civiles es total, dejando muestra en cada álbum que publica y participando y actuando en eventos, manifestaciones y reuniones, como las famosas marchas no violentas de Selma a Montgomery en marzo de 1965 en favor de que los ciudadanos afroamericanos pudieran ejercer el derecho constitucional al voto. Unos meses después, concretamente en octubre de 1965 publica su siguiente álbum de estudio, Pastel Blues, el disco en el que nos centraremos a continuación con Motivo del mes dedicado a la genial artista. 

Nina graba Pastel Blues bajo la producción de Hal Mooney, destacado compositor y arreglista de la época que había trabajado para artistas de la época de la talla de Dinah Washington, Sarah vaughan ó Judy Garland. Pastel Blues es grabado en una época muy prolífica de Nina donde concibe I Put A Spell On You y Wild Is The Wind, quizás más conocidos, pero no tiene nada que envidiar a éstos. Para la composición y grabación de los temas, Nina se centra más en su piano y dotes vocales dejando en un segundo plano los arreglos de la banda. El resultado es un magnífico disco donde el blues, el jazz y el soul ponen voz a los magníficos arreglos de piano de Nina, no olvidemos que Nina era una excelente pianista.



El disco comienza con el tema Be My Husband, interpretado prácticamente  a capella, solamente acompañada de una ligera percusión, no le hace falta nada más para captar nuestra atención y dejarnos hipnotizados por este maravilloso lamento vocal. El tema fue compuesto por Andy Stroud, quien por entonces era todavía su marido. Nobody Knows You When You're Down And Out, blues clásico compuesto por Jimmy Cox en 1923. Nina nos habla de lo fugaz que pueden ser las riquezas y bienes materiales y lo fugaces que son las amistades que vienen y se van con ellas. End Of The Line, vuelve la Nina más intima y personal donde nos regala una delicada pieza compuesta por el arreglista, compositor, pianista y trompetista John B. Edmondson y Chyntia Medley. Trouble In Mind, Nina no se olvida del blues vodevil (estilo que vienen a mezclar el blues tradicional con el teatro) e interpreta esta pieza compuesta por el pianista de jazz Richard M. Jones, y que fue grabada por primera vez en 1924 y popularizada en 1926 por Bertha "Chippie" Hill y Louis Armstrong. Tell Me More And More And Then Some, Para mí una de las grandes delicias del disco, con ese aire íntimo y personal que Nina sabe transmitir. Compuesta por la gran cantante estadounidense de jazz Billie Holiday. Nina sabe versionar y estar a la altura del tema y su autora. Chilly Winds Don't Blow, tema compuesto por el productor estadounidene Hermann Krasnow y por el compositor inglés William Lovelock. Éste tema Nina ya lo había grabado y publicado en 1959 en formato single para Colpix Records. Ain't No Use, compuesta por el guitarrista de jazz Rudy stevenson, quien estuvo tocando durante 5 años en la banda de acompañamiento de Nina Simone durante la década de los 60, siendo éste uno de los 9 discos que grabó durante esa época. Strange Fruit, otro de los momentazo del disco, con Nina todo sensibilidad y sentimiento acompañada únicamente de su piano. Tema compuesto y escrito por Abel Meeropol en 1937 y grabado por Billie Holiday en 1939. Tema protesta por el linchamiento de ciudadanos afroamericanos. Este tema fue considerado como una Declaración de guerra y el principio del movimiento de los Derechos Civiles. Y llegamos al último tema del disco, Sinnerman, tema tradicional espiritual afroamericano del cual Nina se saca de la manga una versión de más de 10 minutos, uno de los grandes temas de la carrera de Nina, ligado a su batalla en pro de los Derechos civiles. Esta canción está inspirada en el libro del Éxodo, donde Moisés y su grupo de gente, en su huída de Egipto es perseguido por una serie de plagas. El tema tradicional lo aprendió Nina cuando era pequeña y tocaba el piano en la iglesia donde su madre ejercía de ministra metodista, el tema era usado para llevar al altar a los pecadores. El tema es sin duda la joya absoluta de Pastel Blues, un disco imprescindible en la carrera de Nina Simone

Comentarios