El detective del rock: Tienda "Rock and Roll" de Fuenlabrada

 

Discos Rock and Roll, Fuenlabrada

Fuenlabrada, seis de la tarde de un viernes prenavideño. El detective del rock ha seguido una pista hasta la calle Móstoles número 14. ¿El objetivo? El Rock and Roll. Ese es siempre el objetivo final de toda búsqueda que merezca la pena para el detective del rock. Y ésta la merece. Buscar el Rock and Roll puede parecer una empresa demasiado amplia e inalcanzable, pero en este caso nos referimos a un Rock and Roll en concreto, el de la tienda Rock and Roll de Rafael Hipólito, en la citada localidad madrileña.

 

Rafael nos recibe al otro lado del mostrador que está junto a la entrada. Como buenos detectives, vamos directos al grano, es decir, al largo pasillo llenos de estantes abarrotados de apetecibles y selectos discos de vinilo, sobre todo discos de rock de los 70, rock progresivo, blues rock y heavy rock. No faltan en su colección los mejores discos de Led Zeppelin, Black Sabbath, Iron Maiden, Deep Purple o AC/DC, por poner solo unos pocos ejemplos, pero también tiene espacio para las últimas novedades discográficas de cualquier otro estilo.

Rafael tarda muy poco en unirse a nosotros para charlar sobre música mientras buscamos en los expositores, y para pedirnos que le acompañemos a una sala interior de la tienda, en la que tiene una sorpresa muy especial para los clientes. Acompañamos a Rafael a lo que él llama el rincón del cliente, una pequeña sala contigua con las paredes llenas de posters y de estantes repletos de la más selecta colección de merchandising y memorabilia relacionada con el Rock and Roll. Sobre una mesa, discos míticos, revistas y fanzines de música están apilados y disponibles para su lectura, en la agradable compañía de la icónica figura de la Marilyn Monroe de “La tentación vive arriba”, que para la ocasión lleva colgada una guitarra eléctrica al hombro, como debe ser.
 

Pero lo mejor de la sala está por llegar. Tras echar una partida en una antigua máquina de pinball que nada tiene que envidiar a la que mencionaban los Who en su ópera rock “Tommy”, Rafael llamó nuestra atención sobre la gran gramola que estaba situada en la pared del fondo de la sala. Él mismo la había arreglado y, la fe de que funcionaba, la dio el single de 45 rpm del “Whola Lotta Love” de los Zeppelin que empezó a sonar en toda la tienda. Y ese es, a fin de cuentas, el regalo que Rafael ofrece a sus clientes en su tienda, simple y puro Rock and Roll.

Comentarios