Disco de la semana 223: The dream of the blue turtle - Sting

 



La composición de Sting creció a pasos agigantados mientras The Police estaban juntos. Pero lo que creció más fue su paleta musical, ya que la policía pasó de una banda que tocaba un estilo de música (esencialmente poppy art punk-reggae) a una variedad de estilos. Básicamente, la policía nunca se llevó bien entre ellos, pero, en algún momento, Sting decidió que había superado a los otros dos musicalmente. Y entonces se fue solo y le dio al mundo ... esto. 

Sting izó su bandera de la libertad en junio de 1985, declarando "Si amas a alguien, déjalo en libertad". Para muchos, este primer disco de Sting como solista no coincidía con lo que conocíamos hasta ahora de él con Police: allí su imagen era la de príncipe arrogante, no un trovador reflexivo y seductor al frente de una banda de músicos consumados que, la mayoría de las veces, parecían estar creando la música alrededor de Sting. Janice Pendarvis y Dolette McDonald fueron las primeras voces que se escucharon en el álbum: "Free, Free ... déjelos libres", Branford Marsalis adornó cada frase con un saxofón fluido, Omar Hakim proporcionó florituras rítmicas que aún tocaban las habilidades de Stewart Copeland, Kenny Kirkland infundió jazz y gospel en los sonidos con su asombroso dominio de los teclados, y Daryl Jones manejó acertadamente el bajo, dando rienda suelta al propio instrumento de Sting. Aquí había algo nuevo, algo diferente y, después de escucharlo por primera vez, algo emocionante. Desde el principio, The Dream of The Blue Turtles se elevó por encima de The Police, por encima de la turbia nueva ola y me llevó a una nueva apreciación de Sting como letrista y compositor.

 

Y desde el minuto uno del álbum con los primeros acordes y palabras de If You Love Somebody Set Them Free hace un perfecto llamamiento a valorar en libertasd y dignidad a todo ser humano con el respeto que se merece, la canción repite la frase “libre, libre, liberalos” y durante todo el tema repasa muchas formas de esclavitud que podemos tener en la modernidad, la gran denuncia es que si te aferras a tu único pensamiento seguramente estés necesitado de una liberación, de mirarte en un espejo y ver lo que realmente eres. Sting dice que escribió la canción como un «antídoto» de «Every Breath You Take» de The Police. «Si amas a alguien, déjalo libre», frente a «Cada vez que respiras te estaré controlando», ten claro que por mucho que ames nunca podrás encerrar el corazón de una persona y convertirlo en tu posesión, tienes que dejar que el control lo tenga cada uno y si amas a alguien, dale la libertad incluso aunque en su libertad te diga que no. Love Is the Seventh Wave, tiene un ritmo claramente caribeño donde Sting nos describe cómo el amor es la séptima onda, o la ola más fuerte, eliminando todos los problemas. Existe una leyenda, extendida en la cultura popular de muchos pueblos que dice que cada seis olas llega una séptima que es especial, única, capaz de modificar lo que nos perturba y aportar algo nuevo… y con este fondo nos entrega una canción muy simpática y que te arranca una sonrisa en el rostro. Russians fue escrita en plena guerra fría, en una época donde tanto Estados Unidos como Rusia (y de golpe el mundo entero) se veían amenazados por los misiles nucleares, Sting se pregunta retóricamente, si los rusos también aman a sus hijos no tiene sentido entrar en una guerra de este tipo. La melodía está inspirada en un Romance de Sergei Prokofiev titulado Lieutenant Kije y Sting tuvo la idea de grabar la canción en Rusia con la orquesta estatal de Leningrado, sin embargo, las tensiones entre los países se lo impidieron. En la letra de la canción se menciona al físico nuclear Robert Oppenheimer, al líder Nikita Khrushchev o al presidente Ronald Reagan, como podéis comprobar, el mensaje de Sting era directo y sin medias tintas y si te lo hace con una canción de esta belleza, sin duda llega mejor, porque no olvidéis que no existe “una guerra ganable”.



Children’s Crusade es un gran tema donde hay que destacar por encima de todo el solo de saxo de Brandford Marsalis, una canción con una dedicatoria especial para los adictos a la droga, para todas aquellas personas que han perdido todo al caer en ese abismo, y para ello conecta con un hecho histórico, la cruzada de los niños sucedida en 1212 cuando miles de niños de Francia y Alemania iniciaron un viaje a tierra santa para recuperar Jerusalén de las manos de los turcos. Este acontecimiento le sirve para compararlo con todos los jóvenes que durante la Primera Guerra mundial perecieron de forma estúpida en una guerra sin sentido, y como mencionamos al principio con todos aquellos que los años ochenta, en gran parte por la estupidez de la sociedad y la falta de información, perecieron bajo el yugo de las drogas. Shadows in the Rain es un remake de un tema de The Police homónimo del disco «Zenyatta Mondatta». Kenny Kirkland bombea acordes de órgano sobre los pisotones de Omar Hakim; mientras, Sting y Marsalis esquivan síncopas alrededor de la línea de bajo. Comienza de forma divertida y entra Sting con un tono de voz áspera para convertir inesperadamente la canción en una melodía exuberante, optimista, a través de una mezcla de jazz y soul que te deja boquiabierto…. temazo! We Work the Black Seam habla de una huelga de unos mineros ingleses, la canción contiene un ritmo de casi música industrial mientras la voz de Sting va recitando su mensaje, hasta que llega el estribillo que casi se convierte en una especie de oración. Muy buen tema. Consider me gone es un tema oscuro, blues y jazz… con un final a golpe de caja del gran Hakim. La canción fue escrita en 1980 con intención de incluirla en el álbum Zenyatta Mondatta pero el resto de componentes no estaban de acuerdo y en su primer disco en solitario Sting la reivindicó.


 

The Dream of the Blue Turtles, corte que da título al disco, es una pieza instrumental de jazz progresivo. Las risas que se escuchan al final, cuentan las malas lenguas, son los músicos del disco descojonándose de la precariedad de Sting tocando la guitarra. En Moon over Bourbon Street Sting se luce en la voz y en el contrabajo, magnífica composición con arreglos inmejorables. La canción está inspirada en la novela de Anne Rice, Entrevista con el vampiro, que posteriormente se llevó al cine. Sting estaba fascinado por el personaje de Louis, un vampiro con conciencia que tiene que vivir con la idea de ser un vampiro y un depredador y que se arrepiente todo el tiempo de su existencia porque sabe que hay algo malo, como dice la canción “¿Cómo puedo llevar esta vida? Estoy rezando al Dios de arriba ya que tengo que amar lo que destruyo, y destruyo todo lo que amo. Moon Over Bourbon Street es una de las míticas calles de Nueva Orleans, una calle con nombre de alcohol está condenada a que sea el centro de la fiesta. El álbum cierra con Fortress Around Your Heart, tema inspirado en el divorcio de Sting. El dolor que sentía cuando se rompió su primer matrimonio lo llevó a escribir algunos de sus más grandes éxitos. Aquí lo que busca es una canción de reconciliación, utiliza una fortaleza abandonada dentro de una ciudad amurallada como metáfora de una relación que ha pasado por una guerra pero que dejan atrás para unirse de nuevo y construir un puente

Comentarios