El disco de la semana 27: Appetite for Destruction GNR

APETITO POR LA DESTRUCCIÓN 

 ¿Sabéis dónde estáis?
Estáis en la jungla...
¡¡Vais a morir!!

Cuando este mítico grito de Axl Rose resuena en los altavoces de cualquier concierto de Guns and Roses, todo los asistentes, salvo los que provengan de una galaxia muy lejana a la que no llegaran los ecos del éxito de Appetite for Destruction, saben que canción viene a continuación.


Slash puntea entonces a la guitarra las primeras líneas de "Welcome to the Jungle", primer tema del explosivo disco de debut de la banda californiana. Se nos da la bienvenida a la jungla, y eso es lo que nos espera al escucharlo, una jungla salvaje en la que gritan animales peligrosos (Axl Rose) al ritmo de los tambores (Steve Adler) de tribus pobladas por caníbales de la guitarra (Slash, Izzy Stradlin) y el bajo (Duff McKagan). La canción es la visión de Axl del impacto que supuso la llegada a la gran urbe de Los Angeles para el delincuente juvenil que apuntaba ser, huyendo de los conflictos con los policías locales mientras le empezaba a devorar por dentro su irrefrenable apetito por la destrucción.

Al provenir cada uno de otros proyectos de bandas, aportaron en la concepción del disco el material que traían consigo. It's so Easy comenzó como un esbozo de canción que había desarrollado Duff McKagan, sobre la agitada vida en la carretera, rodeados de chicas de vida "fácil" que acababan pidiéndoles y quitándoles el dinero que ellos no tenían.



Y pelados de dinero estaban también durante la gestación del disco. Nightrain es una referencia a una marca de vino barato a la que recurrían para entonarse. Vivían juntos en una habitación diminuta, y a un dólar la botella podían emborracharse por un módico precio. La canción surgió de una de esas borracheras, y de camino a la licorería para comprar más, surgió la idea para el estribillo.


Curiosamente, la bodega que fabricaba el vino quiso cobrarles los derechos de usar su marca, razón por la que el nombre de la canción está contraído para no coincidir con el nombre exacto del vino.


Out to get me podría ser por temática la precuela de "Welcome to the Jungle", ya que narra los problemas que Axl tuvo con la ley y el orden en Lafayette (Indiana), su lugar de procedencia, fruto de los cuales tuvo que "emigrar" a Los Angeles para escapar de un futuro entre rejas. Musicalmente es, junto a Anything goes, de los temas que menos brillan en el conjunto. Perdonaríamos gustosos los pecados de ambas canciones si no supiéramos que, por incluirlas, quedaron fuera del disco temas como "Back Off Bitch" y "You Could be Mine", afortunadamente repescadas en "Use Your Illusion I y II" respectivamente.


A los problemas económicos de la banda hay que unir sus problemas con las drogas, en particular con la heroína. Mr Brownstone es la visión de Izzy Stradlin de los problemas que él y Slash tenían con esta droga, conocida en la jerga de la calle como "Brownstone". Aparte de ser uno de los éxitos de la banda, es junto a "It's so Easy" uno de los temas qeu nunca faltan en los conciertos, quizá porque son temas en los que Axl está menos exigido vocalmente y le sirven de respiro, aún siendo como son temas de rock en la línea dura de todo el disco.


Con todos estos condicionantes de alcohol, drogas y problemas económicos, el destino de los Guns and Roses parecía alejarse del paraíso soñado por Axl en su Paradise City. Pero fue precisamente esta canción una de las que contribuyeron al enorme éxito del disco, que llegó a vender 35 millones de copias en todo el mundo. Las partes de los versos hablan de la corrupción de la ciudad de Los Angeles, de nuevo una jungla peligrosa para los que sobreviven allí, mientras que el estribillo evoca un lugar idealizado y bucólico ("la ciudad del paraíso, en la que la hierba es verde y las mujeres son bellas"). La canción nació en una furgoneta, de camino a un concierto en San Francisco, mientras bebían y fumaban marihuana y jugueteaban con sus guitarras acústicas. Posteriormente Axl se encargó de escribir la letra mientras el resto pulía el genial descubrimiento musical surgido en la carretera.

Cuando te juntas con tipos de este calibre, lo peor que puedes pedir es que tus sueños se hagan realidad. Eso es lo que hizo una chica llamada Michelle cuando, en un trayecto en coche con Axl y Slash, comentó al oir la canción "Your Song" de Elton John que le encantaría que alguien escribiera una canción sobre ella. Axl decidió complacerle, y relató en My Michelle tanto la adicción de la chica a las drogas, como otros temas oscuros como el trabajo de su padre en la industria pornográfica.

Izzy Stradlin firma la siguiente canción, Think About you, injustamente una de las menos recordadas del disco. Curiosamente en esta canción es Izzy y no Slash el que hace el solo principal de guitarra. Izzy abandonó el grupo poco después de que vieran la luz los "Use your Illusion" porque, entre otras cosas, llegó al punto de despertarse una mañana en un sillón y no saber dónde estaba ni cómo había llegado allí.


Y llegamos a una canción que estaría en la sección de "Canciones que no soporto" de 7dias7notas si contaramos con Slash entre nuestros colaboradores. El famoso riff de la canción era una broma de Slash para fastidiar al resto de miembros de la banda, según él aquello era un ejemplo de la mierda que se podía hacer con la guitarra pero que nunca serviría en una canción. Pero entonces se le unieron Steve Adler a la batería e Izzy Stradlin a la guitarra de acompañamiento, y Axl recitó el poema Sweet Child of Mine que acababa de escribir a su novia. En cinco minutos estaba hecho el tema más famoso del disco y puede que de la trayectoria del grupo. Debieron intuir que era grande, ya que por ella dejaron fuera temas como "November Rain" o "Don't Cry", por la decisión de incluir una sola balada en el disco.

En la recta final del disco tenemos You're Crazy, buen tema de heavy metal al que solo le falla la existencia de, en mi opinión, una versión acústica que eleva la canción a cotas mayores de calidad, que no de decibelios, y que es la que mejor refleja lo que fue esta canción en su momento de gestación a manos de Axl e Izzy. Esta versión salió posteriormente en el disco "Lies" de 1988, un refrito de cuatro temas de los comienzos de la banda interpretados en directo en una cara del disco, y cuatro canciones nuevas en modo acústico ("Patience", "Use to love her", "You're crazy" y "One in a Million") en la otra. Éstas cuatro son auténticas joyas que muestran el gran nivel interpretativo de la banda, y están entre lo mejor que los Guns han hecho.


Como gran colofón a un disco deliberadamente rockero (recordad la consigna de "una sola balada") llegamos a la grandiosa oda final a Barbi Von Grief, la mujer en la que se inspiró Axl para escribir la canción. Duff McKagan creó el riff principal antes de formar parte de Guns and Roses.

Barbi Von Grief era una chica de la escena underground del momento, que quería formar una banda llamada Rocket Queen. Axl quiso mostrar su agradecimiento por la ayuda que esta chica le prestó en los momentos duros al llegar a Los Angeles y no tener ni dónde quedarse a dormir.


De nuevo se demuestra que, con estos tipos de por medio, es mejor no pedirles cumplir sueños o que te hagan homenajes, y no por la canción que es brillante, con su poderoso bajo y con los varios cambios de ritmo que toda gran canción larga requiere, sino porque la manera de homenajear a Barbi Von Grief incluyó que en la parte central del tema se escuchen los gemidos de una mujer en pleno acto sexual. Para grabarlos, Axl llevó a una chica al estudio y practicaron sexo mientras los ingenieros registraban el sonido del encuentro. Extraña muestra de agradecimiento pero... ¿Qué esperábais? ¿Acaso no sabéis dónde estáis? Estáis en la jungla... y los animales salvajes tienen un gran apetito por la destrucción.

Comentarios