El disco de la semana 35: Dark Side of the Moon, Pink Floyd



"No hay cara oscura de la luna, realmente es toda oscura"

Con esa frase magistral termina The Dark Side of the Moon, eclipsando al que iba a ser su título original (Eclipse). La Luna ha tenido siempre una gran influencia en el ser humano. Conocido es su efecto en las mareas de los océanos y en hombres lobo de muy diverso pelaje. Bajo la luz de la Luna han surgido enamoramientos y canciones, y en el celuloide hemos visto a asesinos perpetrar sus crimenes y a un extraterrestre huir en bicicleta en busca de la nave que le devolvería a su lejano planeta. Es tal su efecto y embrujo que nos empeñamos en ir a visitarla un día, y finalmente lo conseguimos en 1969.

Toda esta veneración se produce ante la cara visible de la Luna. La cara que no se ve fue un misterio inescrutable hasta 1973, año en el que Pink Floyd decidieron explicar al mundo lo que esa cara oculta significaba para el ser humano, o más en concreto para el "lunático" que hay dentro de cada uno de nosotros.

Para mí hay algo de lunático en que el disco que considero es el mejor de la historia de la música se publicara el año de mi nacimiento. Quizá por eso, desde que tengo uso de razón, es decir desde el momento en que mi padre me compró mi primer tocadiscos, en las noches de luna llena me transformo en un hombre lobo capaz de pasar la noche en vela escuchando música. Y después de tantos años, no he encontrado un disco que pueda compararse con este en creatividad, sonido y calidad musical.

El Sgt Peppers de los Beatles, grabado en los mismos estudios en Abbey Road, estaría a la par en cuanto a técnica y búsqueda de innovaciones sonoras, pero en mi opinión y salvo "Lucy in the sky with diamonds" y sobre todo "A day in the life", sus canciones no tienen la altura lírica y épica de muchos de los temas de "The Dark Side", ni la profundidad y significado de sus letras. Las canciones de The Dark Side of the Moon relatan de forma conceptual obsesiones tan terrestres y tan habituales para lunáticos como la angustia existencial ante la vida y la muerte, y el estrés, la ansiedad y el miedo que pueden llevarte a la locura. Temas "ligeramente" más complejos que plantearse si a los 64 ella nos seguirá queriendo igual que ahora (y que conste que pese a la ironía de mi comentario, me encanta "When I'm sixty four").

Sin embargo, en un guiño a la naturaleza lunar del disco, es el también genial álbum de los Beatles el que ha disfrutado de la veneración y el embrujo proyectado por la cara visible del satélite, mientras que el lado oscuro de la luna (The Dark Side of the Moon) ha quedado parcialmente oculto en las sombras del segundo o tercer puesto en la mayoría de las listas de los mejores discos de la historia. Y a esos lugares de privilegio ha llegado gracias a estas canciones:

THE DARK SIDE OF THE MOON

"Speak to me" es la obertura del disco, pero en realidad fue el último tema en ser grabado. A modo de presentación de lo que el disco va a ofrecernos, se basa en un fundido de sonidos de todos los demás temas. Los latidos de corazón se intentaron grabar en hospitales, pero la velocidad de un corazón real es mucho mayor que lo que buscaban para crear la enigmática atmósfera oscura del arranque. Finalmente, consiguieron imitar el ruido del corazón con una batidora dentro del bombo de la batería. Desaceleraron el sonido hasta una velocidad que, en palabras de Nick Mason (batería y autor del tema) "habría preocupado a cualquier cardiólogo".

"Breathe" es la primera entrega de dos canciones "gemelas" en su estructura, solo diferenciadas por la letra. La segunda pieza, "Home", está enganchada al final de "Time", por lo que las tres se convierten en temas centrales de la primera parte del disco, creando las bases del gran disco conceptual que es The Dark Side of the Moon.

Breathe (subtitulado en castellano)
https://www.youtube.com/watch?v=RmQP93Ch0kc




"On the run" ahonda de nuevo en la más pura experimentación, un instrumental electrónico asfixiante y rompedor para las técnicas de grabación de la época. Está basado en sintetizadores y sonidos de la biblioteca de efectos de EMI, a la que recurrían habitualmente por los peculiares y variopintos efectos que allí encontraban, pero los sonidos de pisadas son reales y fueron grabados en una cámara de eco del estudio de Abbey Road.


El anterior tema te deja un poco descolocado, lo cuál hace más sorprendente e inesperado el comienzo de "Time". La primera vez que escuché la multitud de relojes, sonando a todo volumen por el altavoz, no pude evitar pegar un respingo de sorpresa. Los sonidos reales de alarmas de despertador, campanadas de relojes de pared y múltiples tic-tacs se grabaron en un anticuario para un experimento de sonido previo al disco, y se rescataron para la ocasión. Como ya comenté en "Breathe", estamos ante uno de los temas clave del disco, una reflexión sobre el paso del tiempo y el sentimiento de desesperación al vivir una carrera contra el reloj hacia la inevitable muerte. En el final de la canción, los acordes vuelven a la senda de "Breathe", en su versión gemela "Home".

Time / Home (subtitulado en castellano)
https://www.youtube.com/watch?v=_kDh2ZgDyOU


Por si a estas alturas no estaba claro que es un disco impredecible, "The great gig in the sky" es una suave pieza de piano escrita por Rick Wright (teclados) que rompe con la dinámica acústica o electrónica de los temas anteriores. El piano es simplemente la base para que la voz femenina de Clare Torry lleve la canción a unas cotas de emoción inigualables, armada únicamente con la calidez y potencia de su interpretación vocal ya que la canción está totalmente desprovista de letra.

La creatividad y la experimentación sonora continúan en la apertura de "Money", el tema más reconocible de la banda en este disco, por su éxito en las emisoras de radio. Grabaciones reales de tintineos de monedas en un cuenco, de sonidos de peniques agujereados y engarzados con cuerdas, combinados con efectos de cajas registradoras que de nuevo provenían de la biblioteca de la discográfica, para crear un ritmo musical que diera entrada al tema más rockero del disco, en el que las habilidades de David Gilmour (guitarra y voz) salen de la cara oscura y se muestran brillantes en la superficie lunar.
"Us and them" nos devuelve a atmósferas más clásicas de la mano del teclado de Rick Wright, autor del tema. Con una letra basada en conceptos contrapuestos (Nosotros y ellos, tú y yo...) juega con el desencanto de saber que, tanto unos como otros, tan aparentemente distintos, vivimos sumidos en la misma desesperación. El tema va creciendo hasta momentos de gran intensidad lírica en los estribillos, y por encima de toda su magia destaca la brillante y cruda interpretación de saxofón de Dick Parry.

Us and them (subtitulado en castellano e inglés)
https://www.youtube.com/watch?v=Zz3QBEP2a84


"Any colour you like" es un instrumental en el que el grupo parece soltarse la presión de estar grabando un disco tan complejo y elaborado, para tocar en aparente improvisación durante unos minutos. Hace poco encontré, en una tienda de discos de Candem, un disco pirata con demos y tomas previas de las canciones del disco. La "Any colour" primaria rezuma todavía más improvisación y durante más minutos, por lo que tiendo a pensar que realmente querían que este tema tuviera ese aire de "verso libre" en un disco cuidado hasta el mínimo detalle.

He mencionado hasta ahora a todos los miembros de Pink Floyd excepto a Roger Waters, responsable de la composición de la mayoría de los temas y de la creación del concepto temático y musical que unifica todo el disco. En los dos temas finales, enlazados brillantemente como si de uno solo se tratase, asume además el rol de cantante que hasta ahora en el disco había asumido Gilmour.



"Brain Damage" y "Eclipse" (canción que iba a dar título inicialmente al álbum) son en mi humilde y subjetiva opinión el mejor final de un disco que he escuchado jamás. Vale, junto con "A day in the life" es cierto. Los Beatles iluminaron el panorama musical con un disco con tanta imaginación y talento que refulgía como la luz del sol, pero tengo una mala noticia para el Sargento Pimienta:


"Todo lo que hay ahora
Y todo lo que se ha ido
Y todo lo que vendrá
Y todo cuanto hay bajo el sol está en armonía
Pero el sol está eclipsado por la luna"




Brain Damage / Eclipse (subtitulado en español)
https://www.youtube.com/watch?v=BF0CxUeFcEA

Queda dicho todo lo que tenía que decir en esta reseña pero... ¿para que discutir sobre cuál es el mejor disco?. Disfrutémos de todos mientras estemos a tiempo, como el regalo que todos ellos son, y al fin y al cabo, como reza la última frase del disco: "No hay cara oscura de la luna, realmente es toda oscura"

Comentarios