La música en historias: Yo, mi, me, contigo #MesJoaquinSabina





Momento de hacer referencia a uno de los discos que no goza de gran estima por parte de público y crítica pero que encontramos en él distintas joyas. Se inicia el álbum con “El rock and roll de los idiotas” donde encontramos otra historia de amor extraña, correspondida o no tiene ese sello inconfundible, porque al final las relaciones entre perdedores, entre gente que ha tirado su vida y su ilusión es una de las temáticas favoritas en las canciones de Sabina, y este tema tiene para dar y tomar, además personalmente creo que tiene un estribillo excelso, y una contraposición acertadísima vistiendo a esos dos pobre y triste protagonistas con una canción luminosa y que invita a la alegría…..Un gran tema

“.. Yo no venía de ningún país,
tú ibas camino de cualquier lugar,
conmigo no contaba el porvenir,
de ti no se acordaba el verbo amar.

Yo no jugaba para no perder,
tú hacías trampas para no ganar,
yo no rezaba para no creer,
tú no besabas para no soñar…”

“Contigo” a mi entender, aunque tiene una letra bastante buena, le falta magia, emoción, no te llega a tocar la fibra, no sé si es ausencia de una musicalidad trabajada o ese estribillo tan ñoño a pesar del coro, pero se me queda muy corta para todo lo que nos ha ido dejando. “Jugar por jugar” es otra pieza maravillosa, que junto a El rock and roll de los idiotas encajan un optimismo oculto, a ritmo de vals nos entrega una serie de conductas con las que refundar nuestra vida, me parece un tema impecable y poco estimado en su discografía, déjate guiar por este tema y adapta tu actitud en la vida a ella, ganaremos. Con “Es mentira” vuelve el rock and roll a Sabina, y es en cierto modo una forma de reivindicarse y sobre todo de hacerse respetar, es cierto que 1996 no es este terrible año 2020 con sus redes sociales donde cualquier cosa que digas es criticada y apaleada, pero en aquella época también había sus cosas y es perfecto. Con “Mi primo el Nano” rinde homenaje a uno de los suyos, a otro grande, es una canción emocionante aunque musicalmente sea una rumba catalana que lejos de ser un estilo de música emotiva sino para la fiesta, Sabina impregna la música de tantos detalles y metáforas del gran Joan Manuel Serrat. Se me queda corto, y mira que Sabina tiene ingenio, pero es que lo significa Serrat para muchos no puede resumirse en una canción, aunque el que la haga este casi, casi a su altura. “Aves de paso” es un homenaje a cada una de las mujeres que en algún momento en nuestra vida se han hecho un hueco a nuestro lado, cada una con su particular idiosincrasia pero todas merecen ese homenaje y respeto. A ritmo de rock and roll nos brinda otra gran canción. “El capitán de su calle” es otra de sus historias ¿biográfica? Pues no lo sabemos, pero se parece mucho y tiene un ritmo delicioso y más si tiene como autor a Pedro Guerra. Con “Postales del Habana” nos trae esos ritmos caribeños tan chulos, y un homenaje a la música de aquella zona y sobre todo a su gente, pero también una reivindicación a la Cuba que vive el ciudadano en contraposición a la idílica que se encuentra el turista. En esta ocasión se hace acompañar de Caco Senante.

Palabras mayores llega la mejor parte del disco, y comienza echándole morro y es que este “Y sin embargo”, es una canción superlativa, pero tiene el tío morro de poner los cuernos y pensar que aquí no pasa nada y pobrecita en el fondo mi pareja, pero bueno, es Sabina, no vamos a tratar de enseñarle a comportarse en el oficio del amor. Tematica aparte es excelso el tema, tanto en poesía como en música, una joya tocada por la varita de alguna musa a la que esperamos no le ponga los cuernosojo al look Leonard Cohen del video.“Y me envenenan los besos que voy dando y, sin embargo, cuando duermo sin ti contigo sueño, y con todas si duermes a mi lado, y si te vas me voy por los tejados como un gato sin dueño perdido en el pañuelo de amargura que empaña sin mancharla tu hermosura”. Próxima estación “Viridiana” que además de ser una de las obras maestras de D.Luis Buñuel, parece ser que era el nombre de una de sus amigas nocturnas. Este tema a ritmo de ranchera no te deja respiro, canción escrita mano a mano con Ariel Rot y a la voz dándole la replica a quien encontramos…. Al gran Andres Calamaro, joder que temazo y que recuerdos nos trae en Bro Cooper, tendrías que verte danzado y pegando saltos a las notas de este tema. Esto no es un no parar, y ahora a ritmo de rock and roll puro otro temazo, “Seis de la mañana”, un tema que no puedes parar de bailar y gritar, un tema que quizás nos lleva al Sabina primigenio…. 
Y otra joya absoluta y es que “No sopor… no sopor” es una puta genialidad desde el ritmo, hasta esa letra con mil y un dardos que tenemos los perdedores, bastardos quien no ha tenido una noche como esa, bueno parecida al menos, todo tan alejado de Sabina y a la vez tan cerca…. Y todo con ayuda del gran Manu Chao… la disfruto a tope. Cierra el disco la melancolía en forma de canción, porque “Tan joven y tan viejo” trasmite es justamente eso melancolía de tiempos lejanos, de tiempos cercanos, una canción profunda y que te hace volar en la imaginación…. Que gran final de disco, que segunda parte nos han reservado el bueno de Joaquin Sabina y el gran Pancho Varona, solo gracias…. Seguir volando tan deprisa hasta que perdáis de vista vuestra sombra, con discos como este a nosotros nos dais alas.



Comentarios