La música en historias: Sticky Fingers, #MesRollingStones

Sticky Fingers


Nos encontramos en el mes de Septiembre, mes dedicado a sus Satánicas Majestades los Rolling Stones, y en el reparto mis compañeros decidieron que debía ser yo el que reseñara Sticky Fingers pues me iba como un guante, y no se equivocaban...

A finales de 1969 Mick Jagger, Keith Richards, Mick Taylor, Charlie Watts y Bill Wayman comienzan a trabajar y a grabar de forma intermitente el que supondrá su noveno álbum de estudio. A principios de 1971 el grupo finaliza la grabación del material, publicando el resultado el 23 de abril de 1971. El resultado es Sticky Fingers, una auténtica joya donde la banda se sumerge en los sonidos clásicos como el rock & roll, country, blues ó rhythm & blues. A diferencia de sus anteriores trabajos el grupo se decanta por unas letras más oscuras donde se hacen eco de temas como la esclavitud, las drogas o el sexo interracial.

Sticky Fingers es producido por James "Jimmy" Miller, productor habitual del grupo desde Beggars Banquet (1968) hasta Goats Head Soup (1973), y que ha trabajado durante su carrera con gente como Traffic, The Spencer Davis Group, Blind Faith o Motörhead entre otros. El álbum es editado bajo el propio sello discográfico del grupo, Rolling Stones Records, y que era un sello subsidiario de Atlantic Records. Para la grabación del disco, el grupo utilizó material que había grabado previamente en 1969 en los famosos Muscle Shoals Studios de Alabama (Estados Unidos), material que grabaron en la casa de campo de Jagger en 1970 y material grabado en los Olimpyc Studios de Londres, finalizando la grabación de todo el material a principios de 1971.


En cuanto a la portada del disco, fue concebida a partir de un diseño de del artista pop art Andy Warhol para la cuál posó uno de sus modelos habituales, Joe Dallesandro. La portada consistía en unos pantalones vaqueros con una cremallera de verdad que se abría. De la fotografía se encarga Billy Name y del diseño Craig Braun. Esta portada generó polémica y fue censurada en España pues por aquel entonces el país se encontraba bajo la dictadura y el régimen de Franco, siendo sustituida por una portada "Can of Fingers". Para que el disco se vendiera en nuestro país también tuvieron que sustituir el tema Sister Morphine que fue considerado inapropiado y ofensivo, fue sustituido por el tema Let it Rock, una versión en vivo del tema de Chuck Berry.


Entramos en faena y el primer tema que suena es el mítico Brown Sugar, compuesto por Jagger y Richards, que comparten la composición de todos los temas excepto dos. El tema fue escrito por Jagger mientras se encontraba en Australia para el rodaje de la película Ned Kelly. En cuanto a la letra es ambigua pues puede que nos esté hablando de las drogas, de una chica ó de ambas cosas. El título del tema Brown Sugar (Azucar Morena) puede referirse a una muchacha de color o a la heroína. La letra puede parecer alegre, pues describe a un chico blanco rockero teniendo sexo con una chica negra, pero en realidad es una crítica sobre las esclavas africanas que eran vendidas en Nueva Orleans y luego violadas por sus amos. Según Bill Wyman, Jagger se inspiró para escribir la letra en la cantante de color Claudia Lennear, del grupo The Ikettes, el grupo de Ike Turner. La cantante estadounidense Marsha Hunt también se atribuyó que Jagger se inspirara en ella para componer el tema. Ambos se conocieron cuando ella se encontraba en Londres, trabajando para la producción musical Hair y mantuvieron en secreto una relación hasta que se destapó en 1972, y de la que nació la hija de ambos, Karis.

Turno para Sway, tema que trata sobre la depresión y como ésta nos impide disfrutar de las cosas sencillas del día a día. Los arreglos de cuerda fueron hechos por Paul Buckmaster, conocido por su habitual trabajo con Elton JohnMick Jagger tocó la guitarra rítmica en este tema, Pete Townshend (The Who), Billy Nichols y Ronnie Lane (Small Faces) cantaron los coros, y Nicky Hopkins tocó el piano.

Le sigue Wild Horses, tema que al parecer fue escrito por Richards para hacerse eco del hecho de tener que dejar a su hijo pequeño Marlon para irse de gira. El tema fue reescrito por Jagger, basándose según las interpretaciones populares, en la relación que mantenía con Marianne Faithfull, que estaba llegando al final, hecho que fue desmentido posteriormente por Jagger. El tema fue compuesto por Jagger y Richards, pero curiosamente los primeros en grabarlo fueron los Flying Burrito Brothers, con quienes los Rolling mantenían una muy buena relación. Habría que esperar a 1971 con la publicación de Sticky Fingers, para disfrutar de la versión de los Rolling Stones.

Con Can't You Hear Me Knoking, llegamos al tema más largo del álbum, con una duración de algo más de 7 minutos. El grupo se encontraba, por entonces, experimentando con diferentes estilos musicales, y podemos apreciar en este tema claras influencias de Santana, congas y percusión incluidas. Podemos disfrutar de Nicky Hopkins otra vez al piano, y como curiosidad: El productor Jimmy Miller tocó la percusión en este tema.

Cerramos la cara A con You Gotta Move, un tema tradicional afroamericano,  registrado y grabado por primera vez por Mississippi Fred McDowell y escrito con la ayuda del predicador y cantante evangélico de blues y gospel Gary Davis en 1965. Los Stones habían adquirido la costumbre de grabar en sus discos algún que otro tema de blues, hecho que repiten en Sticky Fingers. Fue grabado en los Muscle Shoals Studios de Alabama en diciembre de 1969. El tema grabado por los Stones alcanzó un notable éxito, lo que reportó unos suculentos beneficios a Mississippi Fred McDowell por sus créditos en la composición, con los que pudo establecerse cómodamente y abrir una gasolinera, hecho del que ya nos hicimos eco en la reseña "Los Rolling Stones y la gasolinera".


Empieza la cara B con Bitch, grabado en los Olimpyc Studios de Londres en octubre de 1970. El tema se refiere a una mujer (Bitch=Zorra) pero no a ninguna específicamente. El día de la grabación, Richards llegó tarde y sus compañeros llevaban ya tiempo trabajando en el tema, pero cuando se puso a la guitarra empezó a acelerar el ritmo, y con uno de sus riffs marca de la casa transformó la canción completamente. El tema, de hecho, se convirtió en uno de los más populares del grupo. Le sigue I got The Blues, dónde de nuevo nos encontramos con un blues lento, y con un sonido de guitarras que coquetean con el blues y el soul. Jagger escribió la letra basándose en su ruptura con Marianne Faithfull. Bobby keys tocó el saxo, Jim Price la trompeta y Billy Preston el órgano gospel.

Sister Morphine, compuesto por Jagger, Richards y Marianne Faithfull, trata de un hombre que tiene un accidente de coche y muere en el hospital mientras pide morfina. Marianne Faithfull fue la primera en grabar el tema en 1969, mientras era novia de Jagger, pero fue un fracaso y la compañía que lo editó, Decca Records lo retiró de la venta sólo dos semanas después de su publicación. Habría que esperar a la publicación de este disco para disfrutar de la versión de los Rolling, que ya habían grabado el tema en marzo de 1969. Ojo a la maravillosa contribución de Ry Cooder con la guitarra slide.

El disco se acerca  su tramo final con Dead Flowers, tema compuesto por Jagger y Richards, donde experimentan con la música country con cierto aire paródico hacia la misma. La letra del tema es oscura, y nos habla de un hombre al que Susie, su novia, ha abandonado. Ante la tristeza consiguiente, decide recurrir a las drogas para sentirse mejor. Con cierto desdén le dice que aunque ella le envíe flores muertas él pondrá rosas en su tumba. El tema hace claras referencias a la heroína, en los versos "I'll be in my basement room, with a needle and a spoon / Estaŕe en mi cuarto del sótano, con una aguja y una cuchara".

Cerramos la cara B y este magnífico álbum con la balada Moonlight Mile. El tema fue el resultado de una sesión nocturna de grabación entre Taylor y Jagger que duró toda la noche. Mientras Taylor tomaba una pequeña pieza de guitarra titulada Japanese Things, que había sido grabada por Richards, y le iba dando forma, Jagger tocaba la guitarra acústica. Keith Richards no participó en la sesión de grabación, porque aquella noche no se encontraba "muy fino". En cuanto a la temática, el tema trata de la vida de una estrella de la música, y su relación con las drogas. Mick Taylor afirmaba sobre éste tema que se le prometió figurar en los créditos de composición, y que se sorprendió mucho cuando pudo comprobar que esto no fue así, quedando acreditado únicamente a Jagger y Richards.

Sticky Fingers es una obra maestra donde Jagger, Richards y compañía nos sumergen en una vorágine de letras oscuras que nos hablan de sexo, drogas ó esclavitud al ritmo de rock en estado puro, aderezado con ritmos y trazos de música negra, blues ó country, según les venga en gana. Disco indispensable, en cualquier biblioteca musical que se precie.


Comentarios