El disco de la semana 189: Ríen los Dioses, Gatoperro

Ríen los Dioses, Gatoperro


     "Gatoperro es el fruto de una improbable relación entre gato de escayola transgresor y perra escasamente prejuciosa. Fue criado en los bajos fondos de mil ubres, de los que durante años se ha esforzado por no salir. Tras una breve y desafortunada estancia en un circo ruso, encontró mas tarse que pronto en el rock de pelo y barba su razón de malvivir."

Así definía su alter ego el músico vallisoletano David Llosa, quien a los 25 años decidió abandonar la tierra que le viera nacer y mudarse a Madrid donde quiso probar suerte en el complejo y difícil mundo de la música. Mal no le ha ido pues en este tiempo ha publicado ya cinco discos de estudio y se ha ganado una más que solvente reputación en éste siempre complicado de la música.

Gatoperro como David dice no es más que un personaje  que se encarga de dar la cara en el escenario para no tener que darla directamente él. Es Gatoperro un músico que no ve la música como un trabajo, es para él una pasión a la que está entregado, y por la que mantiene una ilusión inquebrantable, pues si la ilusión muere con ella desaparecerá la creatividad.

En 2018 Gatoperro publica su quinto álbum de estudio, Ríen los Dioses, álbum producido por el mismo, con arreglos de David Llosa (su alter ego), Iñigo Coppel, Pato Frank y Jairo Martín. El álbum es grabado por Christian Chloé, mezclado por David Llosa y Christian Chloé y masterizado por Denis blackham. Todos los temas están escritos por David Llosa excepto La banda de Carso Water (David Llosa y Jairo Martín) y Hecho a medida (Oscar Aguado y David Llosa).

Febrero de 2018, Gatoperro está en forma y la banda rodada, habían publicado en primavera de 2017 el disco Cowboys pero inexplicablemente no encuentran conciertos donde explotar todo su potencial. Este hecho llega a frustar a Gatoperro, pero lejos de lamentarse decide coger el toro por los cuernos y decide que si no pueden tocar van a grabar un nuevo disco. Decide entonces llamar a su banda de músicos, Christian Chloé (batería), Jairo Martín (teclados), Pato Frank (bajo) e Íñigo Coppel (guitarra) y los cita en el estudio que tiene el batería Christian Chloé. Decide además que se lo van a guisar y comer todo ellos, grabación, mezclas, producción, etc., sin técnicos de por medio. 

Cinco músicos que se encierran en una casa y entre rutinas, quehaceres y ratos de relajación y absueto diarios van componiendo y dando forma al quinto disco de Gatoperro. El resultado de aquella apuesta es Ríen los Dioses, disco donde podemos percibir influencias de artistas como Bob Dylan o The Band, basándose en el clásico sonido de las grabaciones de los años 60 y 70, y donde coquetean con sonidos como el rock latino ó el genuino sonido del country pop y el southern rock americanos.


Comentarios