Canciones que nos emocionan: Jumpin' Jack Flash, Rolling Stones

Jumpin' Jack Flash (1968)


   
Corría el año 1967 y los Rolling Stones habían publicado su sexto álbum de estudio, Their Satanic Majesties Request, un disco que fue el primero que produjo la misma banda, y que en cierto modo fue sacado como réplica al Sgt. Pepper's Lonely Hearts Club Band publicado por los Beatles. En este disco los Stones introdujeron un sonido más psicodélico y jugaron con influencias de la música oriental y africana, pero el álbum recibió duras críticas de la prensa especializada, y no obtuvo el resultado esperado tampoco en aceptación y ventas.

En una charla que Mick Jagger tiene con el ingeniero de sonido y productor británico Glyn Johns (Led Zeppelin, The Who, Eagles, The Band, The Clash, o los propios Beatles,  son sólo algunos de los artistas con los que ha trabajado), éste le recomienda a Jagger que contrate al productor Jimmy Miller, el cuál había trabajado por entonces con la Spencer Davis Group Band y Traffic, para buscar un nuevo sonido. Jimmy acepta de inmediato, y su toque a la producción se empieza a notar desde el primer momento que empieza a trabajar con los Rolling.

Y así, en 1968 se meten en el estudio y empiezan a preparar su siguiente trabajo, Beggars Banquet. En las primeras sesiones de grabación nace otro de esos temas que a mi tanto me emocionan, Jumpin' Jack Flash, un tema que vuelve a la senda sonora y los riffs pegadizos marca de la casa que ya sonaron en Satisfaction, y que curiosamente el grupo decide no incluir en el disco que están preparando, y lanzarlo únicamente como sencillo para crear expectación. Con este single, el grupo regresa al panorama internacional y a los primeros puestos de las listas de ventas, y tras esa jugada maestra. el grupo sacó Beggars Banquet, todo un éxito tanto en ventas como en crítica. 


I was born in a cross-fire hurricane

And I howled at the morning driving rain

But it's all right now, in fact, it's a gas
But it's all right. I'm Jumpin' Jack Flash
It's a gas, gas, gas
I was raised by a toothless, bearded hag,

I was schooled with a strap right across my back

But it's all right now, in fact, it's a gas
But it's all right, I'm Jumpin' Jack Flash
It's a gas, gas, gas
I was drowned, I was washed up and left for dead

I fell down to my feet and I saw they bled , yeah yeah

I frowned at the crumbs of a crust of bread
Yeah, yeah, yeah
I was crowned with a spike right through my head

But it's all right now, in fact, it's a gas

But it's all right, I'm Jumpin' Jack Flash
It's a gas, gas, gas
Jumping Jack Flash, its a gas

Jumping Jack Flash, its a gas

Jumping Jack Flash, its a gas
Jumping Jack Flash, its a gas
Jumping Jack Flash, its a gas
Jumping Jack Flash, its a gas

Jumpin' Jack Flash se gestó en la casa de Keith Richards, en una noche en vela junto a Mick Jagger. A la mañana siguiente, mientras se oían la gotas de la lluvia caer, Jagger comenzó a oír un extraño ruido. Intrigado, preguntó a Richards qué era ese extraño sonido, a lo que Richards le respondió: "Ah, ese es Jack, el saltarín de Jack", en referencia al jardinero de su casa. Inmediatamente, los dos se pusieron a trabajar el ritmo sobre esa frase y así nació este tema dedicado al cuidador del jardín del guitarrista.

La composición de este tema está atribuida a Richards y Jagger, algo con lo que el bajista Bill Wyman no estaba de acuerdo, pues el aseguraba que un día se encontraban él, Brian Jones y Charlie Watts en el estudio, esperando a que Richards y Jagger llegaran, e improvisando durante la espera. Bill se sentó al piano y empezó a tocar una melodía, y sobre ésta Brian y Charlie empezaron a acompañarle. Al llegar Richards y Jagger al estudio y escuchar aquella improvisación, preguntaron inmediatamente qué era aquello, y acabaron incorporándolo al tema, que fue grabado al día siguiente. Había nacido Jumpin' Jack Flash. En el #MesRollingStones, en el que estamos repasando los mejores discos de la banda, no podía faltar esta canción "perdida", no incluida en ningún álbum y, sin embargo, anclada definitivamente entre las canciones estandarte de la formación inglesa, e imprescindible en todos y cada uno de sus conciertos.

Comentarios