La música en historias: La canción desubicada

 

Este artículo es un complemento o contrapunto al anterior de "La canción repetida" de nuestro querido Jorky. Me encantó el dato que nos ha proporcionado sobre la canción "Problem Child" de AC/DC y quería regalarle una curiosidad similar que a lo mejor no conoce, porque si un grupo puede repetir una de sus canciones en un disco posterior... ¿puede la canción que da título a un album no aparecer en el mismo, y sí en otro disco diferente de la misma banda?

La respuesta es sí, de lo contrario este artículo no tendría mucho sentido y acabaría directamente en el párrafo anterior. Para que eso no ocurra, es el momento de "abrir las puertas de la percepción", siguiendo los designios de Jim Morrison y sus Doors, que en julio de 1968 lanzaron al mercado su disco "Waiting for the Sun".

Una escucha del disco en cuestión nos llevará a disfrutar de himnos de la banda como "Hello I Love You", "The Unknown Soldier" o "Five to One" entre otros, y si nos encontramos ante la edición especial podremos también degustar la versión completa de 17 minutos de "The Celebration of the Lizard", que en la versión original del disco se redujo a solo un tramo de la canción ("Not to touch the Earth"), pero no encontaremos rastro alguno de ningún tema llamado "Waiting for the Sun".

Y hasta ahí todo normal, no será ni el primero ni el último de los discos que no deben su nombre a una canción. De nuevo no tendría mucho sentido haber llegado hasta aquí y este artículo no existiría, pero Morrison, Manzarek y compañía nos tenían reservada una sorpresa que ha acabado por convertirse en una curiosidad más del mundo de la música.
 

Tras editar "The Soft Parade" en 1969, en febrero de 1970 aparece uno de sus grandes discos, "Morrison Hotel", en el que tras arrancar motores y servir las cervezas frías con la imprescindible "Roadhouse Blues", nos encontramos en el segundo corte del disco con "Waiting for the Sun", que por sonido parece encajar mejor en la propuesta sonora de "Waiting for the Sun (disco)" que en la de "Morrison Hotel" en el que el grupo empezaba a derivar hacia propuestas más blues rock en clara transición hacia lo que sería "L.A Woman".

La noche debió ser larga y tuvimos que esperar dos discos para ver salir del sol, y disfrutar de la canción que debió dar título a aquel disco y que en mi humilde opinión lo habría mejorado. "Waiting for the Sun (canción)", es un derroche de fuerza y magnetismo psicodélico a partes iguales.

Comentarios