La música en historias: The rising, #MesBruceSpringsteen

 


"The Rising" es uno de los álbumes más profundos de la carrera de Springsteen y  uno de los que más me gustan a pesar de la fama que tiene de pobre y monótono, es mucho más que un tributo musical al derrumbe de la torres gemelas. La música se magnifica con la unión de la E Street Band, donde se ven tan indispensables aquí como en Born to Run.

 


Lonesome day es la primera canción de The Rising , establece el tono musical y lírico de todo el álbum. Abriendo con una nota premonitoria, la canción finalmente se construye con un sonido más brillante resaltar nuestra propia capacidad de recuperación. "El infierno se está gestando, el sol oscuro se eleva / Esta tormenta pasará poco a poco ... Esto también pasará, cariño, sí, voy a rezar / Ahora mismo, todo lo que tengo es este día solitario" ilustrando la importancia de esperanza en un mundo que parece un poco más oscuro que antes. Into the Fire, sirve como un tributo y agradecimiento a las víctimas que perdieron la vida en el ataque a las torres gemelas, cuenta la historia de un bombero que sube las escaleras del World Trade Center después de los ataques. Los riffs de guitarra eléctrica y las influencias del góspel se mezclan para formar un himno, no es una obra maestra en absoluto, pero hay algo en la simplicidad y la franqueza de ese estribillo, una súplica y una oración envuelta en una, que es inherentemente conmovedora. Waitin 'on a Sunny Day es una pista animada e iluminada por el violín de Soozie Tyrell y el saxofón de Clarence Clemons, trata sobre el optimismo de una pareja con el futuro que les espera, su animada melodía pop y sus ecos de Motown y doo-wop pueden hacer que suene fuera de lugar en el álbum, que está lleno de canciones más valientes. Springsteen tocó una primera versión con la E Street Band en la prueba de sonido en el Tour del verano de 1999, pero la canción no llegó a tocarse. La mejor canción hasta ahora es probablemente la inquietante Nothing Man, que cuenta la historia de un sobreviviente del 11 de septiembre y su incapacidad para lidiar con un mundo que para él ha cambiado para siempre. Sea lo que sea lo que le ha sucedido a este tipo, está claro que no puede seguir con la misma rutina que todos los demás parecen disfrutar, aferrándose al arma en su mesita de noche en lugar de cualquier tipo de compañía y consuelo humanos. Countin 'On A Miracle se queda en la mitad, una tímida apertura acústica, la metáfora de los cuentos de hadas se ha hecho antes, aunque Bruce casi hace que esto se eleve hacia el final con una sección conmovedora que presenta frases simples, repetitivas y potentes. Empty Sky el cuento de “Quiero ojo por ojo" una expresión honesta del deseo de venganza que flotaba pesadamente en el aire después del 11 de septiembre. El lúgubre relleno de armónica de Springsteen dice tanto, si no más, que la letra sobre el dolor sin fondo de aquellos que perdieron a sus seres queridos en ese fatídico día. Worlds Apart en un pasito más en la expansión musical de Springsteen, ya que trae algunos cantantes del Medio Oriente para contarnos un cuento sobre una historia de amor interracial cruzada por las estrellas, las letras de Springsteen se esfuerzan un poco al principio, pero cobran impulso y, finalmente proclama por la inutilidad de una división cultural creando una canción poderosa, una especie de oración, pidiendo que el amor prevalezca sobre el odio “"Tenemos este momento ahora para vivir, entonces todo es polvo y oscuridad", canta Springsteen. "Que el amor dé lo que da". Sigue la deliciosa Let's Be Friends una especia de R&B, perfecto para pasear por el malecón escuchando a los ladrones que intentan atraerte y arriesgarte a ganar algo importante, es casi la única pista del disco donde lo trascendente se deja a un lado.


 

Further On (Up the Road) es un tema anterior al álbum (la toco por primera vez en el año 2000) pero que encaja perfectamente, ya que la canción es un himno valiente sobre perseverar frente a las amenazas y desafíos de la vida: “Donde el camino está oscuro y… el arma está amartillada y… las millas están marcadas con sangre y oro” Johnny Cash, quien murió en 2003, era un gran admirador de la canción y grabó una versión que fue lanzada en su álbum póstumo de 2006 American V: A Hundred Highways . En The Fuse Springsteen parece estar tratando de fusionar seis temas diferentes en sus letras. La coherencia puede verse afectada, pero sigue siendo un esfuerzo interesante, especialmente cuando lo combinas con el ritmo tartamudo del hip-hop y los sonidos funky. Para un hombre que puede dormirse fácilmente en sus importantes laureles en cualquier momento, tales experimentos siempre son dignos de mención. Mary's Place emula felizmente la sensación de una fiesta para rendir homenaje a "Meet Me at Mary's Place" del rey del Soul Sam Cooke. Estas canciones contrarrestan las canciones más serias con su vitalidad y nos dan un respiro. You're Missing una balada cargada de cuerdas cuya premisa es ¿Cómo te apropias de algún tipo de normalidad cuando la persona que más significaba para ti se ha ido? ¿Y deberías intentarlo? La familia de esta canción está en el limbo, uno de ellos se fue a trabajar, como lo hubiera hecho cualquier otro día, y no ha regresado. La realidad es que probablemente esté muerto. Pero por el momento, todo lo que el otro cónyuge puede decir con certeza es que "estás desaparecido".Todo en la casa todavía parece normal. "Fotos en la mesita de noche, TV encendida en el estudio / Tu casa está esperando, tu casa está esperando / Que entres, que entres", canta Springsteen.. “Los niños están preguntando y los amigos y familiares están llamando. Ese violonchelo parece estar fisgoneando tratando de encontrar esas respuestas. Solo la ruptura del órgano perfectamente afinada de Danny Federici al final ofrece algún tipo de liberación, una especie de final de risa para no llorar de una de las canciones más bonitas que Springsteen haya lanzado. 



The Rising es el "Born to Run" de los últimos 30 años de la carrera de Bruce Springsteen: el himno central de uno de los discos más importantes que ha lanzado en esas tres décadas, y una canción que significa mucho para un gran número de personas. Nos lleva directamente a las Torres Gemelas a través de un bombero que hace el máximo sacrificio, subiendo los escalones de un edificio en llamas con sesenta libras de equipo a la espalda en un intento por salvar a otros. Springsteen se encargó de escribir una canción que expresara lo que todos querían decir después del 11 de septiembre. Lo que todos necesitaban decir. Y esas líneas hablan por todos nosotros. Y cantar con ellos en un concierto de Springsteen, todos estos años después del 11 de septiembre, sigue siendo un ritual edificante. Paradise es una balada acústica triste y suave que en su primera parte detalla los últimos pensamientos de un terrorista suicida. Una mirada comprensiva a estos pequeños monstruos que odian la vida, atribuyéndoles un carácter humano decente, se atreve a ponerse al otro lado, trata de darle un porque y explicarnos lo que pudo pasar. En su segunda parte pone su visión en una víctima, una mujer cuyo marido fue asesinado el 11 de septiembre; ella sueña con reunirse con él, después de la muerte, como en una especie de paraíso. Cierra el álbum con My City of Ruins, una canción que en realidad fue escrita un año antes de los ataques y que escribió sobre el deterioro de Asbury Park, un lugar cercano y querido por Springsteen. Las descripciones de la ciudad se abren a una amplia repetición de "Vamos, levántate", y termina con un mensaje finalmente esperanzador. Es fácil ver por qué la gente se apoderó de esta canción tras los trágicos sucesos del 11 de septiembre

Comentarios