La música en historias: Born to run, #MesBruceSpringsteen


 


Me dejan abrir el #MesBruceSpringsteen a mí, incautos, durante este mes de Octubre de 2020 repasaremos un minimo de 8 albums del artista y lo iniciamos con el que fue su verdadero pistoletazo de salida, uno de sus mejores álbumes, un álbum determinante para Springsteen, ya que sus dos primeros álbumes se vendieron mal y estaba en peligro de perder su contrato discográfico si no tenía un éxito pronto.


El álbum se abre con una genialidad como pocas escucharemos, Thunder Road, con ese piano golpeando a la voz de Springsteen, porque en este caso es quien sube por encima de él durante ese primer minuto mientras el BOSS a duras penas puede llegar a seguir el ritmo y sobre todo la velocidad que las teclas blancas y negras le está llevando, hasta que llega el momento que, lejos de las ataduras lo que nos relata la voz se desparrama, estalla, clama su voz tan reconocible y atraviesa ese soniquete para hacerse con el mando, a estas alturas ya estas emocionado, a no ser que entiendas ingles no sabes lo que te está contando pero te atraviesa ese tono entre triste y quejumbroso, esta soberbio, ha presentado un himno para muchos habitantes, una canción que nos va a marcar….. Con el tiempo descubres que las letras de Springsteen son uno de sus grandes aciertos y entiendes porque esa voz de rabia y deseo mientras escuchas como ha condensado en apenas cuatro minutos una de las grandes obras de teatro que en los cincuenta se escribían en Estados Unidos…. “Había fantasmas en los ojos, de todos los chicos que rechazaste, que rondan esta polvorienta carretera de la playa en los viejos esqueletos de quemados Chrevolets. Gritan tu nombre por la noche en la calle, tu túnica de la graduación yace en harapos a sus pies y en la solitaria calma antes del amanecer oyes rugir sus motores, pero cuando llegas al porche se han ido con el viento…. así pues, sube Mary, esta es una ciudad llena de perdedores y yo me largo de aquí para triunfar” …. Brutal.

 


Tenth Avenue Freeze nos cambia el paso totalmente, ¿pero este tipo donde nos ha metido? Con este comienzo acabo de salir de una polvorienta carretera y esto en mitad de Nueva York en la calle, este comienzo es digno de un musical, ¿se nos ha metido a actor? No, pero casi, ya que es la excusa para relatarnos como nació la E-Street Band, y aprovechar para incluir en la canción todo tipo de instrumentos, porque no solo de guitarra vive The Boss, y los pone a danzar al ritmo de una especie de blues, está rallando a una gran altura, el cara o cruz que le marcaron desde la discográfica esta de momento de cara. 

A continuación, llega Night, otro tema lleno de instrumentos que están tratando de que les prestes atención desde distintos sitios y no sabes dónde acudir, pero también tienes que estar pendiente de lo que te cuenta, la gran historia de ese trabajador que lleva todo el día quemado, y que al caer el sol se quita su mono azul y sale en busca de respiro, amor o lo que surja.



Llega Backstreets y parece que la calma aflora en el disco, y es que la ocasión lo merecía, tras un minuto de ritmo juguetón y pausado pasa a contarnos la triste e impactante historia de la amistad de Bruce y Terry, una amistad demasiado desesperada y hermosa para durar. La guitarra de Springsteen es perfecta, desgarradora y elocuente a la vez, la canción se ha convertido nuevamente en una queja, ha terminado la tranquilidad y la pausa, porque como animales de este mundo se queda … Acostado aquí en la oscuridad, Eres como un ángel en mi pecho, sólo otro vagabundo de corazones, llorando lágrimas de deslealtad. Recuerda todas esas películas, Terry, que fuimos a ver intentando aprender a caminar como los héroes que creíamos que teníamos que ser. Y después de todo este tiempo descubrir que somos como todos los demás, atrapados en el parque y forzados a confesar…. Y escondiéndonos en los callejones, escondiéndonos en los callejones, donde juramos amistad eterna, en los callejones, hasta el final”. No digáis después de leer estos “versos” que el tipo este de la guitarra no solo sabe tocarla, sino que te está contando cosas interesantes, y sobre todo que te hacen sentir.

 


Llegamos a Born to run, una de las canciones icónicas de Springsteen y la canción que da título al álbum, es la perfección, empiezas por la letra, sigues por la introducción del tema, la línea del bajo de Garry, la batería de Boom Carter fuera de este mundo. Es una obra maestra, es lo mejor que ha escrito en su vida. Springsteen escribió la letra en su casa de Long Branch, Nueva Jersey, a principios de 1974. "Un día estaba tocando mi guitarra en el borde de la cama, trabajando en algunas ideas de canciones, y se me ocurrió la palabra 'born to run', al principio pensé que era el nombre de una película o algo que había visto en un automóvil dando vueltas por la ciudad. Me gustó la frase porque sugería un drama cinematográfico que pensé que funcionaría con la música que había estado escuchando. en mi cabeza."…. y claro que funcionó. 



She´s the one es una canción de amor, con una tremenda instrumentalización, no es de las mejores canciones del álbum, sin embargo puedes disfrutar de esa banda que le está acompañando ya que no nos deja de conducir por recovecos musicales con mil matices. La sección rítmica genera un blues oscuro y profundo, combinado con las delicadas capas de los teclados. Los últimos 30 segundos de ritmo, bajo y piano honky-tonk es casi la mejor parte. Es la E Street Band en sincronía, operando a la perfección como un solo organismo. 

En Meeting acroos the river encontramos a Springsteen en su momento más dramático (y mira que lo hemos visto asi en este álbum) y deliberadamente cinematográfico. Es más teatro musical que rock and roll, más jazz que cualquier otra cosa. La voz de Bruce es el instrumento principal, acompañada de una melodía de trompeta inquietante e inolvidable que está respaldada por contrabajo y piano…. Preciosa, se nos quedan cortos los poco más de tres minutos de canción. 

Para terminar la mítica de Jungleland, la culminación de las epopeyas callejeras de Springsteen. Reúne todos los personajes que habían aparecido anteriormente para crear su obra maestra del género. Es una de sus canciones definitivas, pero también una de las más complicadas alejada de lo comercial, es el homenaje de Springsteen a sus primeros seguidores, solo para ellos. Bruce está en su punto más feroz, acompañado por la batería tan regia y precisa. Y, por supuesto, está ese solo de saxo desgarrador y cierra con más lamentos al final, pero eso es una especie de firma de Springsteen, y es especialmente conmovedor aquí.



Comentarios