La música en historias: Magic, Bruce Springsteen. #MesBruceSpringsteen

 

Magic, Bruce Springsteen


     Nos encontramos en un un nuevo siglo, han pasado 34 años dese que Bruce Springsteen iniciara su más que prolífica carrera, concretamente en 2007 y el Boss publica su decimoquinto álbum de estudio, Magic, grabado entre marzo y mayo de 2007 en los Southern Tracks Recording estudios de Atlanta y publicado en septiembre de ese mismo año. 

Un disco que obtuvo por parte de la crítica especializada reseñas más que favorables, y no puedo estar más de acuerdo pues es un disco donde es capaz de combinar la energía, el sonido y las influencias de sus grandes discos del pasado con ese sonido elaborado y actual que ha ido puliendo con el paso de los años. Bruce demuestra estar en forma y la E Street Band también. el resultado no puede ser otro que un magnífico disco, quizás uno de los más mágicos del Boss de los últimos tiempos. Bruce demuestra otra vez su compromiso con la sociedad, pues en Magic nos expresa su desilusión con el estado que padece la sociedad estadounidense en ese año 2007. 

El álbum es grabado bajo la producción de Brendan O'Brien, quien ha trabajado además con artistas de la talla de AC/DC, Pearl Jam, Stone Temple Pilots, Aerosmith, Limp Bizkit, Res Hot Chili Peppers, Rage Againts The Machine, Black Crowes, Audioslave ó The Offspring entre otros. Pero la grabción del disco no fue sencilla pues debido a problemas de agenda de varios componentes de la E Street Band no pudo ser grabado por la banda al completo en el estudio. El bajista Garry Tallent y el pianista Roy Bittan grababan durante los fines de semana las pistas básicas del disco junto a Bruce, posteriormente y durante la semana éste añadía las voces. El resto de la banda se iría incorporando y grabando en el estudio de forma periódica bajo la supervisión y producción de Brendan O'Brien. Con el saxofonista Clarence Clemons el productor O'Brien trabajaría de forma diferente, dejándo el estudio a éste y a Bruce para que grabara sus partes de saxofón, en parte debido a la gran amistad y química que había entre el Boss y Clarence, forjada durante muchos años atrás.

Un disco donde nos encontraremos temas como Radio Nowhere, un enérgico rock que suele tocar en sus directos, pues no es sino un tema donde nos anima a buscar la energía y la pasión en la vida, a no conformarnos. Un tema donde hace alusión a uno de sus ídolos Elvis presley, al mencionar uno de sus éxitos, Mistery TrainLivin'n In The Future, tema donde Bruce refleja el hastío de da la sociedad estadounidense, que lejos de poder disfrutar de la tele por cable, las hamburguesas, las patatas fritas, el béisbol ó las motocicletas, tienen que soportar escándalos de escuchas ilegales, negligencias a los ciudadanos tras la catástrofe de Nueva Orleans, ataques a la Constitución ó la pérdida de hombres y mujeres en una trágica e incomprensible guerra. Por eso hay que planear y hacer algo al respecto; tristes relatos como Gipsy Baker, donde nos cuenta la historia de un soldado americano que fallece en combate durante la Guerra de Irak y sus restos regresan a casa; Girls In Their Summer Clothes, magnífico tema donde Bruce ahonda en la crísis de la mediana edad, un lamento al envejecimiento, un optimista recuerdo de la juventud; Magic, tema que da título al disco. Según Bruce esta canción tiene que ver con la ilusión y tener que vivir en una época donde todo lo que es cierto puede parecer mentira, y todo lo que es mentira puede parecer cierto; ó Last To Die, tema inspirado en el testimonio del representante de veteranos de la guerra de Vietnam y Senador John Kerry en el Senado de Estados Unidos donde afirmaba  y se lamentaba cómo se le podía pedir a un hombre que fuera a morir fruto de un error a Vietnam

El disco inicialmente se había anunciado con un listado de once canciones, pero dos semanas después del anuncio se agregó una pista oculta que contenía el tema Terry's Song, un maravillosos homenaje de Bruce a la figura de Terry Magovern, quien fuera su asistente y que había fallecido el 30 de julio de 2007. No podía haber mejor cierre para un disco enérgico, lleno de garra y con un fuerte compromiso social, uno de los mejores álbumes del Boss de los últimos tiempos. 


Comentarios