La música en historias: Funky junction y el Magnate

Funky Junction, Play a tribute to Deep Purple



     Corría el año 1972, y Phil Lynott, Brian Downey y Eric Bell, quienes formaban Thin Lizzy  ya habían sacado a la luz dos discos, el primero homónimo llamado Thin Lizzy (1971) y Shades of a Blue Orphanage (1972), pero su suerte no había cambiado demasiado porque lo que era ganar dinero habían ganado más bien poco, o mejor dicho, andaban bastante tiesos de pasta.
Su suerte cambiaría temporalmente cuando un empresario discográfico alemán de nombre Leo Müller contactó con ellos ese mismo año y les ofreció la nada despreciable cantidad de 1000 libras esterlinas por grabar un disco compuesto por cinco versiones de Deep Purple y algún que otro tema más. Tentados por el dinero ofrecido y por las pelusas de los fondos de sus bolsillos Lynott y compañía acceden a realizar el disco para este empresario. ¿Pero quien era en realidad este empresario?
Leo Müller ni se llamaba así ni era alemán. Su nombre real era Dave L. miller y el nombre de Leo era el pseudónimo  que usaba dentro del mundillo del coleccionismo de discos, ya que Leo era un reputadísimo coleccionista y comprador de discos además de ser productor y fundador de numerosas compañías de discos de bajo presupuesto.

     Dave L. Miller realmente nació en 1925 en Filadelfia, Pensilvania, y sirvió en la Segunda Guerra Mundial, a la vuelta de ésta, para ganarse la vida empieza con su cuñado grabando bodas directamente en discos. Dave durante una visita a una planta de prensado de la discográfica RCA en Nueva Jersey lo tuvo claro y decidió que quería crear su propia discográfica, y junto a su hermano Paul y su padre Albert y los ahorros que todos tienen consiguen fundar su primera compañía, Palda Records.
Dave durante su vida fundó de varias compañías discográficas más, como Essex Records en Pensilvania, Somerset Records también en Pensilvania, Europa Records en Alemania ó Stereo Gold Award en Reino Unido.

     Una vez descubierta la identidad de Leo Müller, volvamos a su proposición y a Thin Lizzy. Leo había hecho la propuesta a Thin Lizzy, y estos que estaban pelados aceptaron de inmediato, 1000 libras esterlinas a cambio de un día de grabación. Lynott tenía muy clara una cosa, no quería cantar en las grabaciones pues consideraba que su registro distaba mucho de paracerse al de Ian Gillan, así que para ocuparse de la parte vocal el grupo fichó a Benny White, cantante del grupo dublinés Elmer Fudd ya que tenía experiencia tocando con su grupo covers de Deep Purple. Y como Thin Lizzy tampoco tenían teclista acabaron fichando para la ocasión a Dave "Mojo" Lennox, también teclista de Elmer Fudd. Una vez completada la formación para la ocasión (Lynott al bajo y coros, Downey a la batería, Bell a la guitarra, "Mojo" a los teclados y White encargado de la parte vocal) se metieron en los estudios De lane Lea de Londres y se pusieron manos a la obra, grabando cinco covers de Deep Purple, Fireball, Black Night, Strange Kind of Woman, Hush y speed king. Además de esos cinco covers la formación grabó cuatro temas de corte instrumental, Dan tema basado en el tema tradicional irlandés Londonderry Air, Danny Boy otro tema tradicional tocado en un estilo muy a lo Hendrix, Rising Sun que era una versión del famoso tema The house of Rising Sun de los Animals y Corina, figurando en estos 4 temas instrumentales Leo Müller en los créditos cómo compositor de las mismas.
Evidentemente el nombre de Thin Lizzy no parecería por ninguna parte, apareciendo como grupo acreditado Funky Junction y título del disco Play a Tribute to Deep Purple. Y para la portada del disco aprecía un grupo diferente, llamado Hard Staff, grupo que curiosamente acabó firmando por el propio sello discográfico de Deep Purple.

     Lynott, Bell y Downey por una parte no eran partidarios de grabar el citado disco de covers, ya que estaban buscando su propio sonido y además consideraban que el producto y la grabación no parecía un producto demasiado digno, pero mil libras eran mil libras.....

Comentarios