El detective del rock: Naranja y Negro, Alicante




Los colores han estado siempre asociados a emociones y sentimientos, pero también han estado muy presentes en la música. Podríamos decir que el color musical por excelencia es el azul, el color de la tristeza, que ha bautizado a todo un género musical, el blues.

El negro es el color de la oscuridad del "Back in Black" de AC/DC o el "Black Album" de Prince, tan negro como el mercado clandestino que lo convirtió en el disco más pirateado de la historia. Son negros los cuervos de los Black Crowes, las teclas del piano de los Black Keys y la banda fundadora del heavy metal y viajera del Camino de Santiago de la mano de 7días7notas: Los Black Sabbath.

El blanco, por el contrario, es para los Beatles y su "White Album", el Delgado Duque Blanco en el que se reencarnó David Bowie en una de sus mutaciones estéticas, o las rayas de los White Stripes. Imposible no hacer referencia también al púrpura de Deep Purple, de la niebla de Hendrix o la lluvia de Prince, recientemente reseñada en este blog.


Pensar en grupos y discos relacionados con colores no es la mejor opción para pasar las vacaciones de Semana Santa, pero es que andaba un poco "blue" y sin saber qué hacer en el frío Abril de un Alicante de playas de bandera amarilla e interminables procesiones, hasta que, durante una agradable cena, me comentaron la existencia de una tienda de vinilos en el centro de Alicante.


Semejante revelación me sacó de mi trance, y ya no dejé que la conversación se fuera por otros derroteros. Me transformé en Mike Hammer, brillante detective de bigote, gabardina y sombrero de medio lado en el Nueva York de los años 80, saqué la libreta y comencé el interrogatorio. La tienda estaba en la calle Poeta Quintana, y se llamaba Naranja y Negro. Una de las pocas tiendas de vinilos que quedan en Alicante. Ya en los postres había quedado claro para el resto de comensales y familiares que no podrían contar conmigo a la mañana siguiente.

Y así fué. Tras un frugal desayuno en el que repasé las notas y busqué la dirección en el GPS, subí al coche y me lancé a la aventura de encontrar una tienda de discos en los tiempos que corren. Dejé el coche en un parking a unos 200 metros de la calle, para poder acercarme sin hacer ruido ni levantar sospechas. Subí el cuello de la gabardina y me ajusté el sombrero, y caminé decidido hasta el número 36, en el que según el soplo se encontraba la tienda de discos. Allí estaba, Naranja y Negro, una pequeña joya en mitad de una urbe turística, una aldea de la Galia en mitad del Imperio Romano.


Abrí la puerta despacio, con la cautela del que se ha curtido en mil batallas, en las que comprobó pesaroso que, finalmente, el soplo no era correcto y las supuestas tiendas de discos eran en realidad lugares de compra venta de videojuegos, merchandising sobre música y cine y solo algunos cd's aislados. Un disco sonaba en el ambiente, la música brotaba de un tocadiscos situado al fondo de la estrecha pero larga tienda.


Discos y posters poblaban las paredes, por encima de los estantes repletos de vinilos a ambos lados. Clasificados por décadas y estilos, y alfabéticamente dentro de cada bloque de estilos, allí estaban cientos y cientos de discos originales perfectamente cuidados y protegidos por plásticos. Rebusqué nervioso entre los vinilos, y tras una interesante charla con el encargado de la tienda, salí de allí con varias pruebas del delito: Discos de Steve Ray Vaughan, Triana, Prince, John Lennon y los Rolling Stones, con los que el caso de la tienda de discos de Alicante quedó brillantemente resuelto, por el momento.



Porque a partir de ahora, cada vez que la Semana Santa me sorprenda en Alicante, seguiré durante un rato la procesión, hasta el momento en que, sin que nadie se percate, pueda escapar por una callejuela, subir el cuello de mi gabardina, ajustarme el sombrero y apresurarme hacia el número 36 de la calle Poeta Quintana, allí dónde la música es de color Naranja y Negro.




Más información sobre una de las tiendas que "resiste ahora y siempre al invasor", con la poción mágica de los buenos vinilos:

Página Web:
http://www.naranjaynegro.com

Facebook:
https://www.facebook.com/discosnaranjaynegro

Instagram:
https://www.instagram.com/naranjaynegro
@naranjaynegro

Twitter:
https://twitter.com/naranjaynegro

Youtube
Si queréis verla antes de visitarla, el videoclip de "Chaval Sentimental" de la banda "La Moto de Ferrán" está rodado en la tienda. Claro que con esta opción, aunque más digital, os perdéis la posibilidad de "tocar" los vinilos y rebuscar hasta encontrar el vinilo o vinilos elegidos para completar vuestra colección.

Comentarios