El disco de la semana 141: El ultimo de la fila, Como la cabeza al sombrero






El ultimo de la fila, es uno de los míticos grupos de los 80 y 90 para muchos de nosotros, esa mezcla de rock-flamenco meloso con unas letras muy potentes y altamente cantables hizo de este grupo uno de los estandartes de la música en español. El grupo esta formado básicamente por un dúo, a la voz Manolo Garcia y a la guitarra Quimi Portet. El grupo comenzó su andadura en 1984 aunque previamente habían estado en el panorama musical siendo componentes de otros grupos como los Rapidos y Los burros, dando por finalizada su andadura en 1998, momento en que ambos emprendieron carreras en solitario. A los fans nos dejaron un puñado de buenas canciones y unos recuerdos inolvidables en los 7 LP´S que sacaron al mercado. Hoy nos vamos a detener en el cuarto disco que fue el que les dio el espaldarazo definitivo al éxito, editado en 1988, Como la cabeza al sombrero.


Dios de la lluvia 

Un tema muy melancólico con referencias al pasado y al deseo de volver a lo que una vez fuimos, todo ello incidiendo en los primeros amores no correspondidos, los primero amores no aprovechados, es un canto de amor a la adolescencia. Casi parece un tema acústico con una fuerte presencia de la batería y algún toque árabe con el que mas adelante nos deleitaran. El fuerte del ultimo de la fila son las letras, y en esta canción hay algunas que pueden desgarrarte el alma, cargadas de una gran melancolía como "Se desdibuja en mi memoria, la antigua vereda que tantas veces recorrí." metáfora de los recuerdos que van desapareciendo, también encontramos la pena y la desesperación "Dios de la lluvia abrázame y bajo tus nubes volveré a considerar las múltiples formas de besar, el aire bañado en tu perfume singular." y como no el grito desesperado "Seguí la luz y te perdí desde ese dia rezare, para que vuelvas, envuelta en tu bruma". Déjense transportar con este primer tema al pasado.


Sara

Brillante tema de amor incondicional, con un ritmo que va cambiando y se acopla perfectamente a la estructura del tema. La voz de Manolo Garcia se desgarra en una canción nuevamente melancolica de amor no correspondido. Es quizás uno de los temas mas apreciados del grupo.

Secreto suave que he perseguido
tantas noches sobre tu piel;
sabes que sólo soy un salvaje
y que nunca he dado para más.
Sara, Sara, dulce Sara.
Sara, Sara, dulce Sara.



En los árboles 

Esta es quizá una de mis debilidades del Ultimo de la fila, con esa guitarrita del principio y ese tono de relato que le pone Manolo Garcia y es que en este sencillo tema se esconden muchos matices, nuevamente de tiempos pasados, personalmente me parece muy bonito muchos temas de los que tocan, las cartas, subirse a los arboles, piedras contra la ventana. Así, con estos ingredientes, la melancolía y el romanticismo nos inunda desde el minuto uno. ·"Cartas que me dijesen, cosas bonitas, como que vendras a maullarme, de contraseña en la madrugada, bajo mi ventana..... " y nunca exenta de poesia..., "que corriéramos campo a través a la luz de los fulgores del alma, chispas sobre el rojo violento y que hiciésemos cabañas en lo arboles.... " Dios mio ¿quien de vosotros no ha querido tener una adolescencia como esta?
Y siendo un grupo de rock de nuevo tiran de la música árabe/andalusí para darle un toque exótico y particular al tema.... MASTERPIECE!!!!



La piedra redonda

Personalmente este tema me trasmite un buen rollo maravilloso, venimos de 3 grandes temas con mucha melancolía y pesar, de repente nos encontramos con esta canción que con su juego musical (batería y guitarra con un ritmo inverso de coordinación, ahora suenas tu, ahora sueno yo) te trasmite un buen rollo e incluso te invita a mover las caderas. Quizá también la temática positiva ( no exenta de frases tristes)  juega a que saltes a cantar y me deje un sonrisa en la cabeza.

Llévame, aire del camino
hasta donde nadie me pueda encontrar
Llévame, aire tibio y azul
y abandóname colgado de tu luz.
Y en tu luz brillante de cuchillo
adivinaré la rosa y el clavel.
Llévanos, aire del camino,
hasta donde nadie nos pueda encontrar




A veces se enciende 

El exceso de musicalidad en este tema me provoca que sea uno de los temas mas aburridos, sin dejar a un lado la gran calidad musical con la que juegan los instrumentos (encontramos toques de jazz???)  y de una frase maravillosa, "El tiro con fuego negro de cuervo de tu mirada, ha sido el relámpago que anuncia el trueno en la tempestad. Fuiste mía anoche en sueños. Me besabas con el ansia con que se besan unos labios nuevos. Deja que diga que no te pediré que me quieras mientras vivas. Pero palabra de amor no daré....." termina siendo un tema cansino visto lo que me habían provocado los cuatro temas anteriores, quizás sea el descanso mental ante lo que se nos avecinaba en la cara B (Si, cara B porque este vinilo es parte de la historia), nos van a hacer sentir de lo lindo.


Como la cabeza al sombrero

Nos encontramos ante la canción que da nombre el disco, y quizás también otras de la mas flojas para mi gusto, si encuentro una cierta gracia en todas las comparaciones que hace durante la canción, dándole un aire Sabinero muy agradable, pero me resulta bastante machacona la batería, por otro lado Manolo Garcia se descubre en voz.


Ya no danzo al son de los tambores 

En pie señores y señoras desde el primer toque de batería, están ante una obra suprema de desamor y tristeza, que lo mismo no es demasiado pero para los que se nos altera el pulso y tenemos un debil engranaje nos hace volar a lugares casi inalcanzables, como casi inalcanzable es la fabula de dolor, desesperación y desolación en la que nos vemos metidos escuchando detenidamente la letras, con frases que directamente te cortan el corazón en dos partes.
A veces hablo con mi hija (14 años) de música y que realmente las canciones románticas poéticas no existen en la música actual, yo esta canción la escuche con 16, y con un panorama amoroso nulo por pura dejadez, pero ostias, me metía de lleno y se me clavaba... 30 años después sus punzadas siguen en mi alma... millones de gracias Manolo y Quimi porque dejare este tema de legado a mis descendientes... me has dejado vació, pero me has hecho persona.
Ya no danzo loco al son de los tambores no es mas que el grito de dolor del enamorado traicionado y olvidado, que no encuentra su lugar hasta que esa barca llegue a un nuevo puerto, un puerto que de verdad le haga hueco a su barca.


Trabajo duro 

Dentro del tono del álbum este tema es una rareza absoluta en la temática del disco, hemos dejado a un lado el amor, el desengaño en las relaciones, para sumergirnos en la historia del día a día, de una familia normal y centrado en el ámbito laboral, de lo duro que se puede hacer la vida del obrero y de lo que desgastan en las relaciones entre ellos, incluso con el exterior... una canción chula


Trece planetas 

Este tema le he llamado siempre el tema chaman, el de la suerte, el del destino... mete un montón de elementos que tienen que ver con el futuro, la suerte y el destino pero nos deja su perlita romántica "...Dormir abrazado a ti, revolverte el pelo rojo.  Dormir enredado en ti, en tu cuerpo que ahora enreda el viento... ". Grandes toques exóticos para esta canción que sin ser una joya se escucha muy agradablemente



Llanto de pasión 

Hablemos de desamor, hablemos de juventud, hablemos de oportunidades perdidas, hablemos del que pudo ser.... hablemos de ese callejón. Nuevamente nos exprime el corazón con otra canción que directamente nos traslada a cuando con 16 años (de nuestra época)  besabas la tierra por donde pisaba esa chica que te tenia loco, esa chica que no era mas que un sueño, algo bonito que podía pasar y que como muchas cosas en la vida, nunca llega a suceder, aunque conserves un recuerdo escolar de ella, simplemente habrá quedado en una ensoñación... esa historia que todos en mayor o menor medida hemos pasado, se encarga aquí el grupo de ponerle nombre y apellidos y en pintarnos un cuadro de perfecta luz y color para que ese cuadro que tu pintaste un día puedas volver a colgarlo en la entrada de tu casa, con tu mujer, con tus hijos, y puedas decir.... fíjate lo que pinte con 16 años, se me estropeo el pincel cuando termine pero conseguí terminarlo..... no quería dejar la pintura y me encontró uno que pinta mejor.... terminas de observarlo y tus ojos bajan, justo debajo del cuadro esta el retrato de tu feliz matrimonio.... sonríes, fuiste luz en el pasado, eres fulgor en el presente.


Comentarios