El disco de la semana 125: Las expectativas, Enrique Bunbury





Bunbury es un autor por el que el 80% (el otro 20 % lo acaba de descubrir y va a caer en su sueño) de los componentes de este blog sentimos una especial admiración, es por eso que hemos tardado tanto tiempo en reseñar uno de sus albums y para no tener una discusión sin fin hemos decidido tirar por el camino del medio y entregarnos al ultimo trabajo de estudio del genio Aragonés.




La ceremonia de la confusión
Empieza con ritmos raros, pero lejos de cambiar, Bunbury se reinventa, con el mismo sonido, su voz lánguida y taladradora te recita un mensaje con una mezcla de guitarra y saxo interpretado por Santi del Campo que se va metiendo en tu cerebro, un elemento que el rock ha ido retirando el rock poco a poco y que en esta ocasión le da un toque magnifico.

La actitud correcta
Nos lleva al rock puro marcando el ritmo con una mezcla acompasada de guitarra y batería para una crítica directa al momento actual del mundo del rock, más interesado en las ventas que en crear productos que den una calidad a este arte. Bunbury no se calla y contracorriente ataca a su mundo. Muy rockera.
Tienes la actitud correcta
Pero te falta ese no sé qué
Que no sé lo que es
Y es lo único que importa
Tienes la actitud correcta
Para una versión discreta
Que recuerda otra época
Que insistes en reproducir


Cuna de caín
La relación de tú a tú, con toques de sociedad (extrapolable al conflicto actual en la sociedad española) para otro tema muy rockero donde Bunbury de nuevo saca a pasear esa voz particular a la hora de terminar las frases, ojo al puntito electrónico entregado en su justa medida…… La memoria guarda la luz / de lo que no existe ya / El encanto del rival / que ya dejó de ser / verdadera amenaza.   /Los clichés de la paranoia / de quien en todo quiere ver / enemigos que vencer / y ya no se hable más / ya no me interesa



En bandeja de plata

De nuevo una referencia a la sociedad actual, quizás menos brillante que las anteriores si que en esta ocasión la carga de la letra va directa al objetivo dejando atrás rodeos y excusas para entregarnos el mensaje que muchos gritamos en lo bajito…. “Pudiendo escoger entre dos o tres, elegimos al más subnormal”


Parecemos tontos

Momento de la tranquilidad y de la poesía, casi en tono de cantautor nos entrega una autentica poesía para disfrutar

Qué ruido hace
Un hombre que se quiebra en soledad
Qué cobijo encontrará
En la sombra de un mal pensamiento
Intentan desplumar nuestras alas
Como si fueran un casino de Las Vegas
Que saliera el conejo del sombrero
Desbordando la copa de la incredulidad
No conseguirán engañarnos a todos
Aunque a veces parecemos tontos
No conseguirán engañarnos a todos
A todos no…


Lugares comunes, frases hechas

Se nos vuelve más melódico, reminiscencias a Lady Blue pero menos conseguido, de nuevo la carga critica que esta dominando el disco.


Al filo de un un cuchillo

Vuelve el saxo a dar una absoluta lección de rock, y en esta ocasión acompañado del sintetizador, una rareza, aires tenebrosos, pero no todo lo redonda que podriamos esperar, una vez más nos podemos detener en la letra, cargada de mensaje social, de actualidad, de rebeldía.

 
Bartleby (mis dominios)

Inspirada en un relato de Herman Melville (cuento ha sido considerado precursor del existencialismo y de la literatura del absurdo) habla sobre las decisiones de uno, lo que cada uno necesitamos para encontrarnos con uno mismo, una canción sobre la libertad individual que la sociedad nos está robando… “no ver más televisión, y dejar de atender a la actualidad”


Mi libertad

Otro cambio musical, en esta ocasión nos sumergimos en una especie de Jazz fusión mezcla de toques de trascendencia poético con el toque mágico del saxo, una obra realmente original, un toque Bunbury de nuevo acertado


La constante

Dramatismo romántico para la que es para el que firma este texto la mejor canción del disco, y desde la publicación de ‘Expectativas’ es una de las canciones más celebradas del disco y la más cantada por el publico en sus conciertos. Excelsa balada latina, romántico, casi un bolero, pespunteado por el saxo y con cuerdas sintetizadas al fondo y es que cuando el amor toma el poder en las canciones de Bunbury brilla a raudales. Por cierto, el disco se presentaba con un corto de 12 minutos dirigido por la propia José Girl, y otorgaba a Bunbury su primer número 1 en España tras 7 años…."Hoy te elijo a ti para estar en mi vida, te elijo cada día, consciente y libremente".





Supongo
Un cierre solemne para un disco cargado de mensaje, de nuevo la pausa se hace eco de los mensajes de Bunbury, hemos dejado de reclamar para hablar de un estado espiritual que conmueve.





Comentarios