La música en historias: Los Rolling Stones en Jacksonville

The Rolling Stones en concierto (1965)



     Corría el año 1965, y a Ronnie, que por entonces ya contaba con 17 años, ya se le había pasado por la cabeza en numerosas ocasiones la posibilidad de no sólo dedicarse por entero a la música, sino también a vivir de ella. Por eso cuando se enteró que los Rolling Stones, dentro de su primera gira americana que se encontraban realizando por tierras canadienses y estadounidenses, iban a tocar en el estadio Coliseum de su Jacksonville natal (Florida, Estados Unidos) no se lo pensó dos veces. 

     El 8 de mayo de 1965 Ronnie se acercó al Coliseum de jacksonville junto con un amigo para ver a los Rolling Stones. Meses atrás, concretamente el 11 de septiembre de 1964 ya habían tocado los mismísimos Beatles en el Gator Bowl (estadio de fútbol americano de la ciudad) ante nada menos que unos 20.000 espectadores enloquecidos.

     Aquella tarde de mayo se habían congregado unas 8.000 personas para ver a Jagger y compañía, y de aquella experiencia Ronnie sacó varias conclusiones, aquellos chicos no vestían uniforme ni parecían señoritos como los Beatles, y no llevaban el pelo corto, lo tenían más bien largo, también le causó impresión la forma de moverse de los Stones, esa pasión y ese desenfreno que aplicaban en el escenario. El sonido de aquellos chicos también le impresionó sobremanera, ese rock directo de los chicos de Londres le dejó maravillado.

     Aquel concierto marcó un antes y un después tanto en Ronnie como en banda, siendo los Rolling Stones una de las influencias de las que se nutrirían. Y como la vida da muchas vueltas, poco podía imaginar que Ronnie Van Zant y sus amigos, con su grupo Lynyrd Skynyrd acabarían tocando unos años después, concretamente en 1975 en el mismísimo Gator Bowl de su ciudad natal siendo teloneados por 38 Special (banda de Donnie Van Zant, hermano de Ronnie) y por los mismísimos Rolling Stones, esos que años atrás, en 1965 había descubierto y que tanto le marcarían. 
Y por si fuera poco, dicha experiencia volverían a repetirla en 1976 cuándo serían ellos esta vez los que telonearían a los Rolling Stones, pero esta vez en Inglaterra y ante nada menos que unas 250.000 personas.

Cartel Rolling Stones y Lynyrd Skynyrd

Comentarios