La música en historias: John Henry Hammond

John Henry Hammond jr



     En 7dias7notas además de hablar de músicos, artistas y grupos también dedicamos espacio para aquellos que sin serlo han tenido una gran importancia para el desarrollo de la historia de la música, ingenieros de sonido, productores, críticos ó cazatalentos.
En esta ocasión le toca el turno a una persona que además de ser músico también fue crítico musical y cazatalentos, y el cuál tuvo una importancia muy grande para la historia de la música, John Henry Hammond jr.

     John Henry Hammond jr nace en 1910 en Nueva York (Estados Unidos), a la edad de cuatro años empieza a estudiar piano, y es a la edad de ocho años cuando se empieza a interesar en serio por la música y cambia el piano por el violín. Su madre le había introducido en el mundo de la música clásica, aunque él siempre mostró más interés por la música que tocaban y cantaban los criados que rondaban por su entorno, de los cuáles muchos eran negros.

     El año 1927 es una fecha que le marcaría para el resto de su vida. John solía frecuentar el barrio de Harlem para escuchar a los músicos negros (algo que hacía desde que tenía unos 10 años), y fue allí donde acudiría a un concierto de la mítica Bessie Smith en el teatro Alabama, John quedó impresionado con lo que allí vio.
En 1928 ingresa en la universidad de Yale donde estudia violín y viola, algo que alterna con su faceta de crítico musical escribiendo para revistas musicales con el fín de ganarse algo de dinero. Es en esta etapa cuando decide dejar temporalmente los estudios para trabajar como corresponsal en Estados Unidos de la famosa revista inglesa Melody Maker.

     A principios de los años 30 empieza a realizar sus primero pinitos en el mundo de la producción, se muda al famoso barrio de Greenwich Village de Manhattan (Nueva York) para estar más cerca de la escena musical y empieza a trabajar en uno de los primeros programas de jazz en directo que se concocen. También se dedica por entonces a escribir artículos sobre la segregación racial reconociendo que cuando escucha música no la asocia a ningún color en particular, la música es música. También afirmaba que atribuir la supremacía de los negros en la música jazz era la mejor forma  que el tenía de protestar contra la segregación racial.

     En 1933 John, que produce varias sesiones de grabación de Benny Goodman, consigue convencerle para que lo haga rodeado del guitarrista Charlie Christian, el pianista Teddy Wilson y el percusionista Lionel Hamptom, todos tenían la particularidad de ser negros, y es que John fue un gran valedor de la integración racial en el mundo de la música como integrante de la NACPP (Asociación Nacional para el Avance de la Gente de Color).
En 1933 John también produjo las últimas grabaciones de Bessie Smith y la primera grabación de un desconocido Billie Holliday después de oírle cantar por primera vez en Harlem. En 1936 ayudaría a que la famosa Count Basie Orchestra tuviera difusión nacional y por ende a su posterior éxito nacional.
En 1938 organiza y promueve dos históricos conciertos en el famoso Carnegie Hall de Nueva York bajo el nombre "From Spirituals to Swing", presentando un programa de blues, jazz y gospel donde se relata la historia del jazz y el blues.

     Tras un parón a causa de servir a su país en la Segunda Guerra Mundial John vuelve a la acción trabajando en el mundo del jazz, concretamente ayudando a difundir el llamado bebop jazz (posterior al swing y basado en la fusión de estilos tales como el west coast jazz, hard bop, funky jazz, free jazz y post-bop), también produce grabaciones con numerosos ilustres del swing, trabaja en la difusión del famoso Festival de Jazz de New Port (fundado en 1954) y sigue escribiendo para numerosas revistas y periódicos.

     A finales de los años 50 vuelve a fichar para la todopoderosa discográfica Columbia Records y ficha al músico de folk Peter Seeger. Es también a finales de los años 50 cuando escucha y descubre a una joven cantante de gospel llamada Aretha Franklin.

     Ya en la década de los años 60, concretamente en 1961, encontrándose John escuchando una sesión de grabación del tercer álbum de la artista Carolyn Hester, escuchó tocar la armónica en aquellas sesiones a Bob Dylan, inmediatamente lo ficha para Columbia Records.
Es a mediados de los 60 cuando se le encarga a John la supervisión y el control de la reedición de todo el material de Robert Johnson. En 1967 a John le llama la atención las actuaciones en varios festivales de una cantautor llamado Leonard Cohen y lo ficha también para Columbia Records.

     Ya en la década de los años 70, en 1972 a John se le encarga el trabajo de audicionar a un desconocido Bruce Springsteen que tocaba en el Gaslight del barrio de  Greenwich Village, Manhattan. John quedó fascinado al ver al joven Bruce actuar y lo ficha para la discográfica.

      En 1975 John baja el ritmo debido a su avanzada edad y se retira de la escena musical, si bien continúa su trabajo como cazatalentos, y en 1983 ficha para Columbia Records a un bluesman llamado Stevie Ray Vaughan y participa bajo el cargo de Productor ejecutivo en la grabación de éste disco, Texas Flood bajo el sello discográfico Epic Records (compañía ligada a Columbia Records).

     John fallecería en 1987 a causa de una apoplejía. Vaya desde 7dias7notas nuestro pequeño homenaje a la figura de John Henry Hammond jr por su enorme contribución al mundo de la música ya fuera cómo músico, productor ó cazatalentos de tantos enormes artistas de la talla de Aretha Franklin, Billie Holiday, Bruce Springsteen, leonard Cohen ó Stevie Ray Vaughan (por nombrar algunos).
Queda para la historia su lucha porque la música fuera difundida sin atender a géneros, colores, étnias ó estilos. Para John la música era un lenguaje universal que debía estar al alcance de todos sin importar de donde fuera o procediera uno.

Comentarios