La música en historias: La Red Special

Brian May




     Brian Harold May nació en Londres (Inglaterra) en 1947, con el tiempo fue conocido por sus dotes de músico, compositor y astrofísico, Estamos hablando del legendario guitarrista que formó parte de la mítica banda británica Queen junto a Freddie Mercury, John Deacon y roger Taylor. Me voy a permitir la licencia de hablar de los origenes y cómo se hizo con su primera y única guitarra, La Red Special, también conocida como La Chimenea (The Fireplace)

     Brian ya de pequeño había mostrado interés por sus dos pasiones, que le harían destacar más adelante, la música y la astronomía. Su padre Harold tocaba el ukelele, así que Brian como no podía ser de otra forma empezó a tocar dicho instrumento, hasta que a la edad de 7 años su padre le regala su primera guitarra la cual era acústica.

     Así pasa el tiempo hasta que Brian tiene 16 años, maneja la guitarra acústica pero se da cuenta de que con ella no puede tocar ni imitar los temas que escucha en la radio y que tanto le gustan, por lo que decide que quiere tener una guitarra eléctrica. Es entonces cuando le surge un problema, no se podía permitir el lujo de comprarse una Gibson o una Fender, ni siquiera una imitación de estas marcas las cuales eran más baratas.

     Brian decide tomarse como un reto personal el hacerse con una guitarra eléctrica y decide construirse la suya propia, y para semejante proyecto cuenta con la ayuda de su padre Harold el cuál era ingeniero electrónico. Aquél proyecto le costó a Brian la cantidad de 18 libras y 18 meses de trabajo, y contó con diversos materiales tales como los restos de una antigua chimenea, un trozo de mesa, dos muelles de válvula de motocicleta, un trozo de acero, una moneda de seis peniques, unos botones y agujas de coser de su madre.

     Para el mástil contó con la madera de la antigua chimenea, aunque esta estaba bastante apolillada y tuvo que tapar los agujeros con madera de cerilla y luego aplicar un revestimiento y endurecedor de plástico. 
Para la caja de la guitarra utilizó un trozo de mesa de madera de roble, para los marcadores del diapasón utilizó unos botones de madre perla que su madre tenía en el costurero, para el brazo del trémolo utilizó un trozo de acero al que le dió el forma y para equilibrarlo utilizó dos pequeños muelles de válvula de motocicleta. Después del proceso de fabricación la pulió y la barnizó, ya tenía su ansiada guitarra.
Brian se dió cuenta de que al tocar esa guitarra con una moneda de seis peniques conseguía un sonido mucho más puro.

     Después de 18 mese de duro trabajo Brian había conseguido su reto, y confiando en el mismo había conseguido su flamante guitarra nueva, una guitarra que a día de hoy sigue conservando, de hecho es la única guitarra que toca y la que le ha acompañado en toda su carrera, la guitarra y la moneda de seis peniques.

Comentarios

Publicar un comentario