In Through the Out Door - #MesLedZeppelin

En medio de la grandiosa pero problemática gira norteamericana de Led Zeppelin, Robert Plant recibe la horrible noticia de que su pequeño hijo ha fallecido trágica y repentinamente, el resto de la gira se canceló y Zeppelin se retiraron por un tipo, se volvieron a juntar en 1978 para grabar su último álbum, In Through the Out Door. Lo que entregaron fue un disco muy singular en su carrera, quizás es el más flojo de su discografía, los primeros seis álbumes representan una banda poderosa y enérgica, que experimenta un inmenso crecimiento creativo con cada lanzamiento posterior en Through the Out Door, se nota la apatía y las pocas ganas de seguir.


 

'In the Evening' suena como si fuera un esfuerzo para crear un "rock de Zeppelin", pero es en vano, la introducción  con un sonido oriental recuerda un poco a 'In the Light', el sintetizador y la guitarra se fusionan para crear una textura única durante el riff principal, evitando así que suene demasiado obvio, y el puente silencioso en medio del solo de guitarra es increíble, incluso el coro "Oh, necesito tu amor" es terrible, pero el resto de la canción lo compensa. “South Bound Saurez”, es un pequeño funky - shuffle latino, con una guitarra igualmente descuidada y voces y letras poco entusiastas, aunque el piano y la percusión de John Bonham lo redime un poco... pero estas ya son dos de las siete pistas: ¿estaban tan escasos de material completo que tuvieron que incluir tales bichos raros?. "Fool in the Rain" es otra canción extraña de la colaboración Jones/Plant que impulsó este álbum, inspirada en la música de samba que escucharon durante las transmisiones de la Copa del Mundo de 1978 que se había llevado a cabo en Argentina, grande una vez mas el piano de Jones, el riff de Page es por una vez más moderado, la percusión de John Bonham está perfecta durante toda la canción, esta canción el último sencillo de Led Zeppelin, llegando al número 21 en los Estados Unidos en febrero de 1980.

 

“Hot Dog” es un caso particularmente extraño: es una aproximación mayormente inofensiva del country rock con algunas pistas de guitarra irremediablemente pegajosas y algunas letras cursis de último momento, y aunque su existencia está bien, su inclusión en el álbum es alarmante, puede ser literalmente una de las peores canciones que Led Zeppelin haya grabado. Sin embargo, es completamente obvio que no iban en serio, así que realmente no puedo reprocharles nada. Sin embargo, admito que de vez en cuando pongo esta canción porque y me quedo con que es una canción divertida. “Carouselambra” es la epopeya de In Through the Out Door, y aunque sigue los pasos de 'Achilles Last Stand', 'Kashmir', 'In The Light' y similares, es único en la discografía de Zeppelin por estar totalmente dominado por sintetizadores en lugar de guitarras, de hecho, los acordes de sintetizador de fanfarria amenazan con ahogar las voces (una pena, porque la letra es genial) y los acordes mínimos de guitarra. Sin embargo, Carouselambra se revela como una verdadera epopeya de Zeppelin, abriéndose camino a través de varios movimientos diferentes, una canción intrigante y la señal más clara del álbum de que todavía había energía creativa en el campamento de Zeppelin. “All My Love”, que fue la oda de Robert Plant a su hijo de cinco años fallecido, estamos ante una de las letras que ha hecho nunca, y la música se adapta perfectamente al estado de ánimo: la transición al puente y de regreso en particular (y esa guitarra clásica, Dios mío), donde Bonham se retira y Jimmy Page toca esas maravillosas y discretas curvas, es una de las cosas más hermosas que he escuchado en toda mi vida. En el cierre “I'm Gonna Crawl”, tenemos a Zeppelin manteniéndose fiel a sus raíces de blues mientras continúa mirando hacia el futuro (es decir, está tan dominado por sintetizadores como el resto del álbum), esa introducción de sintetizador 'romántica' es bastante hermosa, al igual que la guitarra desgarradora: suena como si tomara cada parte de La energía de Jimmy Page para hacer que su frágil yo evoque esas melodías... y Robert Plant se adapta bastante bien a su nuevo estilo vocal aquí. En ese sentido, cabe mencionar que Plant suena totalmente diferente aquí que cualquier otro álbum de Zeppelin; tal vez algún tiempo lejos del micrófono permitió que su voz se transformara en este tono más suave y 'maduro'.


In Through the Out Door es irregular, pero captura el sonido de una de las bandas más grandes del planeta que tira los dados y evoluciona su sonido para seguir siendo relevante a medida que ingresan a una nueva década. Claro, hay un par de fallas, pero al menos no están produciendo lo mismo perezosamente. Apenas 13 meses después del lanzamiento de In Through the Out Door , John Bonham fallecería, y Plant, Jones y Page posteriormente anunciarían que no podían continuar sin su amado compañero de banda. Y esto fue todo lo que nos dio Led Zeppelin, dejamos a un lado la colección de cosas raras, Coda y un puñado de lanzamientos de archivo / reunión en vivo y cerramos el #MesLedZeppelin con In Through the Out Door sabemos que está lejos de ser perfecto: en mis peores momentos me encuentro cuestionando el sentido de su existencia, pero sus mejores momentos son tan valiosos como cualquier otro momento en el catálogo de Zeppelin. Ciertamente, no es tan horrible como muchos te harán creer: después de todo, Zeppelin estaba entre las bandas menos modernas en 1979, por lo que tal vez todavía quede un poco de residuo elitista en lo que respecta a la opinión popular sobre el álbum.

Comentarios