La música en historias: El guitarrista que no estuvo allí

   Nightlife (1974)


   






     Corría el año 1974 y Phil Lynott (Vocalista y bajo), Eric Bell (guitarrista) y Brian Downey (batería), los chicos de Thin Lizzy habían editado ya su tercer LP Vagabonds of the Western World y empezaban a tener la suerte de cara, empezaban a recoger los ansiados frutos de tanto trabajo. Pero Eric Bell a causa de la presión ante tanta gira, grabación y exceso decide dejar el grupo.


     A este revés en el grupo se le suma el hecho de que el contrato con la discográfica Decca se les había terminado. Entonces Linott y Downey deciden tirar de recursos y llamar a un viejo conocido, Gary Moore, el cual permanece unos meses en la banda. Y cuando todo parece encararse y el grupo ha cogido forma otra vez Gary decide dejar Thin Lizzy (pues tiene otros planes) y  ficha por el grupo de Jazz-Rock fussion Colosseum II, donde realiza un más que interesante trabajo. Lynott y Downey ante la cercanía de una gira por Irlanda e Inglaterra deciden contar con los servicios de los guitarristas Andy Gee y John Cann y acaban dicha gira como pueden.


     Al acabar la gira Thin Lizzy contaba ya con una merecida reputación pero por el contrario con una suerte que les estaba siendo muy esquiva. Y ahí estaban Lynott y Downey, los dos componentes del grupo sin guitarrista, sin contrato y a punto de tirar la toalla. Pero no la tiran y en vez de uno deciden apostar por el fichaje de dos guitarristas, y se hacen con los servicios del escocés Brian Robertson y del californiano Scott Gorham (junto con Lynott y Downey acabarían marcando una de las épocas doradas de Thin Lizzy).


     El problema del guitarrista, estaba resuelto, pero seguían sin contrato.
Ted Carroll, el que era por entonces uno de los representantes de Thin Lizzy junto con Chris O'Donnell había decidido dejar el grupo. Ted se lo comunica a Lynott y le dice que antes quiere dejar todos los asuntos del grupo en orden. Sin embargo  Thin lizzy Seguía teniendo un grave problema, había sido rechazado por las compañías Polygram y CBS ; La compañia RCA les hizo una oferta pero no querían pagar ningún adelanto, cosa que necesitaban como el comer pues estaban tiesos y con deudas. Y a punto están de fichar por la compañía Island, pero al final no sale por la falta de consenso dentro de la compañía. Parecía que la aventura de Thin Lizzy estaba cerca de su final.

     Y aquí llega el primer golpe de suerte,  Ted Carroll habia decidido dejarlo para centrarse en su tienda de discos Rock On en Londres. Neil Grainge trabajaba en la discografica Phonogram y era cliente habitual de la tienda de Ted, y en una de esas habituales visitas Ted le dejó caer a Neil que Thin Lizzy estaban buscando discográfica. Neil no era muy fan del grupo pero sabía que tenían un directo muy bueno.
Gracias a éste hecho Thin Lizzy envió a la compañía Phonogram una maqueta con dos temas. Uno de esos temas era Still in Love With You, que al escucharlo, a la discográfica le pareció absolutamente maravilloso.
A Neil le dijeron sobre ese tema que había sido grabado por los dos nuevos guitarristas de la banda, Brian y Scott, pero era mentira.

     En 1974 cuando Gary Moore llega al grupo para suplir a Eric Bell, durante ese periodo que permanece en Thin Lizzy se mete en el estudio con Lynott y Downey y graba algunos temas. Uno de ellos es Still in Love With You, el cuál al parecer era una composición que Gary Moore había realizado allá por el año 1969 y que todavía no se había decidido a grabar, y lo hace con Thin Lizzy.

     Phonogram estaba decidida a fichar a Thin Lizzy, pero antes querían ver al grupo en directo. Thin Lizzy tuvo que pedir un préstamo para cubrir los gastos de la audición en la mítica sala Marquee de Londres. La noche de la audición hacia un calor horroroso y las guitarras de Brian y Scott se desafinaron, pero el grupo era tan bueno que superó la prueba y quedó contratado y se metió en el estudio de grabación para preparar su álbum Nightlife.

     Para que os hagáis una idea de la calidad de Still in Love With You, cuando Los chicos de Thin Lizzy se meten en el estudio de grabación, le ofrecen a Brian Robertson que grabe el tema con su solo de guitarra, a lo que Brian se niega aduciendo que ese solo de guitarra era tan bueno que era imposible de mejorar.


     Y por fín Thin Lizzy tuvo algo de suerte, y la maniobra de Ted resultó ser milagrosa, y Gary sin estar allí echó un capote milagroso sin saberlo con su increíble calidad, y aquella renovada formación de Thin Lizzy compuesta por Linott, Downey, Robertson y Gorham casi sin tiempo de conocerse en condiciones demostraron lo buenos que eran.............


    







Comentarios